[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La inmundicia en los ríos

opinion

Sin propietarios, las aguas son de todos, y de nadie. 

En 1948 el río San Francisco inundó Panajachel.  Mi bisabuela contaba que causó muchísimos daños.  Ella misma, su casa y su hotel Casa Contenta sufrieron estragos de los que nunca se recuperaron totalmente.  La estructura de la que ahora es mi cama sobrevivió al lodo y a las piedras.  Pero aquellas agua y lodo de hace 73 años, no eran los de ahora cargados de “popodrilos”, “pipirañas” y “cacaimanes”.  Como los de casi todos los ríos del país.  

En esta semana, José Eduardo Valdizán compartió imágenes que dan rabia del río San Francisco, del río Villalobos y del río Platanitos cargados con aguas pestilentes y contaminadas.

Claro que algo tienen que ver fábricas y cultivos en las cuencas; pero, la verdad sea dicha, las heces, jeringas usadas, colchones, yinas, ropa y otras porquerías que van a parar a los ríos son responsabilidad de miles de personas inmundas que toman la decisión de tirar sus porquerías en las cuencas.  La foto del Platanitos que muestra Valdizán es incontestable.  Los tubos de desagüe de las casas que bordean el río evidencian que hay individuos que no tienen empacho alguno en echar sus excrementos en la corriente de agua.

Las personas son responsables; pero también las autoridades, que más que autoridades son “pipoldermos”. La contaminación de los cursos de agua ocurre a la vista (y muchas veces para alivio) de esos caciques mal llamados alcaldes.  Si un río cruza el municipio, algunos munícipes lo ven como el medio más barato y rápido de deshacerse de la basura y deposiciones de sus vecinos.  Ocurre a la vista de ese ñaque conocido como Ministerio de Ambiente. 

De cuando en cuando veo a unas “yutuberas” de la costa sur que me gustan porque son auténticas.  Son buenas personas que viven sus vidas, trabajan y disfrutan de lo que tienen; y a veces se bañan en el río que pasa por su poblado.  ¡Y qué alegre es bañarse en el río, ¡¿sí, o no?!  Pero luego me pregunto, ¿qué porcentaje invisible de detritus viaja por las aguas en las que se bañan las familias, o en las aguas que beben?  Sin propietarios, las aguas son de todos, y de nadie. 

¿Ya sigues twitter.com/luisficarpdiem?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez/elPeriódico
Inversiones reclaman certeza jurídica

El Congreso aún tiene pendiente resolver el impase del contrato para la autopista de peaje hacia Puerto Quetzal.

noticia Europa Press
Hormigas guerreras buscan expandir sus colonias

Para comprender cómo están estructuradas y organizadas las redadas, el equipo recopiló una gran cantidad de grabaciones de video de muchas colonias que realizaban redadas en condiciones controladas.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Giran orden de captura contra exdirector de Área de Salud de Santa Rosa

La Fiscalía contra la Corrupción señala al doctor Manuel Martínez de beneficiar a entidades mercantiles de familiares y usar el fraccionamiento de eventos y sobrevaloración de precios para defraudar al Estado. 


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Día del Maestro: la docencia y el laberinto que no se ve tras la pantalla

otras-noticias

Se reporta 99 desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Florida

otras-noticias

Tres personas condenadas por el homicidio de Domingo Choc

otras-noticias

Publicidad