[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

De la Primera a la Segunda República (II)

opinion

Es lo menos que podemos heredar a la generación nacida en los años cincuenta.

Latinobarómetro (2018) muestra la aceptación de las iglesias, que últimamente no se han pronunciado en relación con la situación por la que transita nuestro país. Los medios de comunicación (33 por ciento) realizan su tarea informativa e investigativa permeando a la población económicamente activa (PEA), con algún grado de incidencia, pero no suficiente para promover un debate serio acerca de la agenda nacional, ante la inexistencia de líderes y de actores con reconocimiento para plantear los cambios. 

Las fuerzas armadas (33 por ciento) permanecen subordinadas al Organismo Ejecutivo, como corresponde de acuerdo a su función en una sociedad democrática planteada en los Acuerdos de Paz. Eventualmente colaboran con la seguridad pública, los desastres naturales y otros menesteres encomendados por su comandante general y representante de la unidad nacional (CPRG. Art. 182).

La celebración del bicentenario de la Independencia (1821) es una excelente ocasión para aportar ideas que superen las expectativas heredadas de la República instaurada por Rafael Carrera (1847), curiosamente cercana a la Segunda República francesa; cualquier otra intención resulta banal. Un buen ejemplo a seguir es el de Francia, que iniciaron con la Primera República francesa (1792–1804); Segunda República (1848–1852); Tercera República (1870–1940); Cuarta República (1946–1958) y actualmente vive la Quinta República (1958-2021). 

Hablar de la Segunda República guatemalteca (2023-2050) es pensar en una convocatoria intersectorial, que aporte criterios para una Asamblea Nacional Constituyente unificadora de los guatemaltecos sin distinción alguna, por lo menos en lo referente a la visión de nación por la generación nacida en los años ochenta. El mecanismo de parchar la Constitución vigente se agotó, modificar aquellos artículos que interesan a determinados grupos o sectores nacionales y foráneos resulta inútil y perverso. 

Una nueva Constitución debe tener como punto central la reestructuración de la arquitectura administrativa del Estado, que principia por sustituir el Organismo Legislativo por un Senado bicameral; que haga realidad una auténtica representación de la sociedad guatemalteca… y por favor no comencemos a preocuparnos por la opinión favorable o negativa de los gobiernos extranjeros, menos aún pensar que se está abriendo la oportunidad a determinado grupo o sector para apropiarse de los cambios.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque/elPeriódico
Guatemala sin aplicar cien mil vacunas diarias como ofreció Giammattei
noticia Sputnik
Cuba trata enfermedades de la piel con placenta humana

El proceso se realiza bajo condiciones de esterilidad, las placentas son transportadas en una bolsa plástica, y almacenadas a -20 grados.

noticia EFE
Biden envía a diplomática de confianza a El Salvador ante las destituciones

Debido a su pasado como embajadora en este país, Manes conoce bien tanto la sociedad salvadoreña como al mandatario Nayib Bukele, ya que estaba destinada allí cuando él era el alcalde de San Salvador.



Más en esta sección

Inútil empate de Comunicaciones

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Erick Barrondo no pudo consumar otra hazaña

otras-noticias

Publicidad