[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Una masacre que aún sangra

opinion

El eterno conflicto entre democracia y autocracia.

Empiezo la historia por el final. Un día nublado de mayo, con mi esposa y dos de mis hijos, en Pekín, con asombro caminamos por la plaza Tiananmen, sin duda una de las más extensas del mundo. La atravesamos para llegar a la Ciudad Prohibida, un conjunto de patios, salas y fortines impresionantes. Pekín es el centro político de China como Shanghái lo es del financiero.

De Norte a Sur, la plaza tiene 880 metros de largo. Largo también fue el recorrido que, a partir del 15 de abril de 1989, se realizó en ella y sus alrededores, sobre todo por parte de intelectuales, jóvenes y obreros que demandaban libertad y democracia, con el trasfondo de la certeza de que el gobierno era corrupto.  Todo terminó en junio con la masacre de los manifestantes, cuyo número de muertos no se sabe con exactitud. Tampoco existe información de las personas arrestadas. La foto más emblemática, y que aún hoy se recuerda, fue la de la portada de la revista ‘Time’, en la que un joven anónimo chino, con la mano detiene una columna de tanques Tipo 59, nombrando al desconocido como una de las cien personas más influyentes del mundo en el siglo XX.

De alguna forma, la masacre, ocurrida en los alrededores de la plaza Tiananmen hace 32 años, aún forma parte del intríngulis internacional, en su faceta de las relaciones de China-Occidente, especialmente de aquellas con Estados Unidos que ahora, por la belicosidad China, se están tensando. Veamos.

China es un país extenso y poblado, que en economía cada día reduce el número de empresas estatales; se abre al sector privado; confía en el mercado; es partidario de la globalización, que le ha favorecido al colocar sus productos por todo el mundo; pero que internamente tiene un sistema político despótico, manejado por el Partido Comunista. 

De la masacre de Tiananmen a la fecha, no ha habido ninguna apertura hacia el respeto a las minorías y a los derechos humanos, a la tolerancia de todas las opiniones. China no ha respetado compromisos internacionales con Hong Kong, enclave que se incorporó a China bajo el lema de un país y dos sistemas (Un país: China; dos sistemas: el autoritario comunista de China y el demócrata de Hong Kong). El Partido Comunista, que dirige a China con puño cerrado, está acabando con todas las libertades y espacios de democracia de que Hong Kong gozó cuando era colonia británica. En Hong Kong, con represión y cárcel responde el gobierno comunista chino a toda manifestación en favor de las libertades perdidas, sin que en otras partes del mundo nadie haga nada sustancial.

En el citado viaje a China, comprobé y sufrí la falta de comunicación con el mundo, porque Google fue expulsado de China. El país tiene su propio buscador y a través de él realiza un control total de la población, cada vez menos complicado de efectuar gracias a la inteligencia artificial. Si, por ejemplo, los chinos preguntan por Tiananmen solo recibirán información de la plaza de este nombre, nada sobre la masacre. Cualquier chino que pregunte por esa masacre entra en el radar de las autoridades políticas. Se hace “acreedor” a que se le sigan sus pasos. ¡Terrible!

Ahora China amaga con darle el zarpazo a Taiwán, una pequeña isla de gente tesonera, que goza de libertades y democracia y que, desde hace varias décadas, tiene una economía pujante. A instancias de China, Estados Unidos y Occidente aceptaron el retiro de Taiwán de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de entidades multilaterales, pero consideran que la invasión a Taiwán sería inaceptable. Esto es parte sustancial de las relaciones políticas que se han tensado. La posible invasión a Taiwán sería muy sangrienta y rechazada por quienes creen y profesan la fe en los derechos humanos y la democracia. Las sanciones a China serían enfáticas, terribles y duraderas, con repercusiones en todo el mundo, incluyendo Guatemala, a pesar de que no tenemos relaciones diplomáticas con el coloso asiático, sino solo con Taiwán.

Más allá de la represión interna, de la falta de derechos humanos y de libertades, de la tolerancia de las minorías, así como del expansionismo chino se encuentra el choque ideológico entre la democracia liberal de Occidente y la autocracia de China; el encontronazo entre derechos humanos y libertades ciudadanas y la imposición de un modo de pensar único, estandarizado en China por el Partido Comunista. Por ahora, entre Estados Unidos y China hay una guerra fría en pequeña escala, que, a veces, es de congelador. ¡Puede llegar a ser caliente! Para la diplomacia occidental, las relaciones con China son difíciles, porque las autoridades comunistas no claudican en su autocracia ni ceden un milímetro en cuanto a dar mayores espacios de libertad y tolerancia y respeto a las minorías, así como detener las amenazas de invasión y control de Taiwán. El tema sigue candente, sin que se avizore solución a corto plazo. A los amantes de la libertad, democracia y derechos humanos, la laceración de estos en cualquier parte del mundo inquieta y llama a la reflexión. De vez en cuando, esas violaciones saltan a titulares de prensa. Aquí se ve plasmado el gran dilema humano que se debate por siglos entre democracia y autocracia. Muchos creen que el hombre es libre para pensar y publicar lo que piensa sin sufrir censura y persecución por ello, en tanto hay quienes creen a ciegas en un dogma (económico, político, cultural, religioso) y luchan por imponerlo a los demás. Es la lucha eterna entre tiranía y libertad.

Históricamente de la masacre de Tiananmen solo queda hoy el triste recuerdo y una herida en la piel de la humanidad, con proyecciones al presente. El pasado nunca es totalmente pasado. En algún sentido, el presente también es futuro.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Ministerio de Salud se exime de responsabilidad ante vacuna del COVID-19

El Estado compensará alguna reacción adversa con atención en la red nacional de los servicios de salud. .

noticia Redacción/ elPeriódico
OEA y Structuralia lanzan convocatoria de becas

Structuralia, líder en formación online para ingenieros, y la OEA celebran 11 años de facilitar el desarrollo laboral y la empleabilidad en los países miembro.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Secretaria de Comunicación de la Presidencia da positivo a COVID-19

Patricia Letona fue diagnosticada con el nuevo coronavirus anoche.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Alive Through Art: inauguran exposición de arte digital

otras-noticias

Salud reporta 947 contagios y 27 muertes por COVID-19

otras-noticias

Microbús cae en hondonada en ruta Interamericana

otras-noticias

Publicidad