[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La creación

opinion

Dios reflexiona y decide: “Tú lo pediste y te lo concedo”.

El primer día, Dios creó al perro y le dijo: “Estarás  todo el día  frente a  la puerta  de tu casa y le ladrarás  a todo  transeúnte que pase frente a ella. Para que cumplas con esa misión  te otorgare 20 años de vida”. El perro le contesta: “Es un periodo demasiado largo para estar  ladrando. Te devuelvo diez años y me conformaré con solo diez años de existencia”. Y Dios acepta.

El segundo día Dios creó al mono para que entretuviera con sus miquerías a propios y extraños y por ello  le concede 20 años de vida. “Son demasiados para hacer monerías”, objeta el mono temiendo que con el pasar del tiempo ya no divirtiera ello a nadie. “Te devuelvo diez y me conformaré tan  solo con diez años de vida”, propone el simio… Y Dios concede.

El tercer día vio surgir a la vaca y Dios la manda al campo a bregar debajo del sol y del mal tiempo, procrear  terneros y dar leche para la familia de su dueño, el  labrador, a cambio de lo cual le otorga 60 años de existencia. “¡60 años!, exclama la vaca. Es demasiado para  vivir bajo el sol,  bregar en el  campo y alimentar al campesino. Te devuelvo 40 años y me quedaré con 20 años únicamente”. Y Dios benévolo nuevamente acepta. 

El cuarto día Dios creó al hombre y le dijo: “Come, duerme, juega, cásate y goza la vida, para lo cual te otorgo 20 años de felicidad”… “¡Solo 20 años!”, protesta el hombre. “¿Podrías otorgarme también los 40 años que ha despreciado la vaca, los diez rechazados por el mono, y los diez  devueltos por el perro? ¡Ello sumaria ochenta años de feliz existencia!”, concluye el hombre alagartado.

Dios reflexiona y decide: “Tú lo pediste y te lo concedo, de manera que durante los primeros 20 años  comerás, dormirás, jugarás y gozarás la vida. Durante los 40 años siguientes trabajarás duro bajo el sol y el mal tiempo para alimentar a tu familia, al término de los cuales y durante los siguientes diez años harás monerías para divertir a tus nietos. Tus últimos diez años de vida los pasarás frente a tu casa sentado en una mecedora –tomando el sol como perro viejo-, contándole a todo transeúnte que tenga la paciencia de escuchar historias antiguas y repetitivas que probablemente ya a nadie le interesen.

Afortunadamente hay excepciones… aunque son limitadas. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
Puerto Rico, el primer examen para la Selección

De dos amistosos concertados en un inicio, sólo se disputará uno entre las selecciones de Guatemala y Puerto Rico este viernes en el estadio Doroteo Guamuch Flores, a partir de las 18:00 horas.

 

 

 

 

noticia Europa Press
Este video muestra cómo se redujo la capa de hielo en el Ártico este verano

Este año, la extensión mínima del hielo marino del Ártico se redujo a 4,72 millones de kilómetros cuadrados.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
No se reporta actividad relacionada con caravana migrante según autoridades guatemaltecas


Más en esta sección

Dos mentiras y una verdad a medias de Giammattei en CNN

otras-noticias

Discipline

otras-noticias

Quién sucederá al profesor Sauer, el discreto esposo de Merkel

otras-noticias

Publicidad