[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Gracias, Aldo Castañeda

opinion

Le salvó la vida a muchos niños y personas.

En un país donde la mayoría de políticos se embolsan sin ningún empacho el presupuesto de Salud y Educación, haciendo negocio con todo lo que se puede, él fue otra clase y categoría de persona; harina de otro costal: desde su gran sabiduría y lucidez, Aldo Castañeda dotó de humanismo la medicina guatemalteca. Fue sin duda uno de los médicos más destacados de la historia de la medicina del país. 

Hay un inmenso legado que repasar de ese médico extraordinario. Aldo revolucionó la cirugía cardíaca pediátrica en el mundo. Además fue un médico con un gran compromiso social hacia la población más pobre, de una calidad admirable, un docente ejemplar y un mentor para muchos. Optó por comprometer su vida y su vocación médica a esa población marginal, abandonada por el Estado, invisible para muchos. 

Sobre Aldo, escribe el Dr. Joaquin Barnoya: “Aldo siguió al pie de la letra la frase de Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mis circunstancias”. Sabiendo bien quién era él, Guatemala se convirtió en su gran circunstancia. Por lo tanto el legado tenía que ser diferente. Guatemala es uno de los países más desiguales del mundo. En pleno siglo XXI la mayor parte de nuestra población no tiene acceso a servicios de salud de calidad. Tenemos uno de los índices más altos de desnutrición y una niñez cuyo presente y futuro le ofrecen pocas, o nulas, oportunidades. Y es en este contexto donde está el legado más grande, no del doctor Castañeda, sino de Aldo. A pesar de tener la opción de un retiro cómodo como le correspondía, Aldo y Arcely Rey Rosa (quien comparte estos méritos) tomaron la opción de venir a Guatemala. Estableciendo la Fundación Aldo Castañeda y con el apoyo de Unicar iniciaron el Departamento de Cirugía y Cardiología Pediátrica que cumple con los estándares internacionales de diagnóstico y tratamiento de enfermedad cardiaca congénita. Pero hay que ver más allá del proceso salud-enfermedad. 

El esfuerzo de Aldo es uno de los pocos ejemplos que hay en Guatemala de cómo podemos proporcionar atención médica de primer nivel a toda la población sin distinción de raza o nivel socioeconómico. Gracias a Aldo la brecha entre el acceso a la salud entre los que tienen mucho y los que tienen poco se ha cerrado al menos un poco. 

Le salvó la vida a muchos niños y personas. En una jornada médica organizada por el Dr. Gereda, en la aldea Los Macizos en Chiquimulilla, en 2003, la Dra. Gonzalez identificó los dedos con uñas moradas”de Jeimy una niña de 4 años. Gracias a Aldo Castañeda, Jeimy Liseth Carvajal, vive y hoy es mamá, al igual que cientos de niños centroamericanos. 

Los de la 4a. promoción del Liceo Javier formaron la primera Junta Directiva de la Fundación Aldo Castañeda en 1999. El presidente fue el Dr. Martín Guillén Canella. Aldo dejó un legado y un código ético de cómo comprometerse con los más necesitados en un país donde la mayoría no vive, sino sobrevive. 

Gracias don Aldo por una trayectoria de excelencia, sabiduría y servicio. Por entregar esa noble labor médica, que deja un camino a seguir para muchos de sus discípulos, por sembrar esperanza en la población, por haber labrado una maravillosa escuela de cirugía cardiovascular. Gracias infinitas y buen viaje, don Aldo: el Quijote de la medicina guatemalteca. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ricky López Bruni
La del fuego y lava
noticia
Vuelve la Feria Despegar, de Emprendo por Ti
noticia AFP
A un mes de la Eurocopa, el COVID amenaza

Dentro de un mes comienza una Eurocopa de fútbol (11 junio-11 julio) marcada por la crisis sanitaria, repartida por once países, en con la selección portuguesa liderada por Cristiano Ronaldo defendiendo el título que logró en Francia-2016.

 



Más en esta sección

Mario Roberto Morales: “La solemnidad es uno de los grandes males del mundo”

otras-noticias

Merkel, la retirada de la líder invicta

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad