[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Generación del 40

opinion

Lado B.

En marzo pasado, la ‘Generación del 40’ cumplió oficialmente 80 años. Dos de sus componentes más relevantes llegan además, este 2021, a los cien años: Otto Raúl González Coronado y Augusto Monterroso Bonilla (‘Tito’). Marcada en lo más profundo por la dictadura de Jorge Ubico y por la Revolución del 44, fue una generación accidentada, nómada, brillante, a la que le debemos una de las más importantes transformaciones artísticas y literarias del siglo XX. 

Fue una cuestión de afinidades y sensibilidades, de gusto por la literatura, la música, el arte plástico. También una cuestión de asfixia por la dictadura. De libros y escritos que se filtraban y circulaban de manera casi clandestina. Algunos de sus miembros se encontraron en el Instituto Central para Varones, otros en los parques, en los billares o en los cines a donde les llegaban vagas informaciones de la II Guerra Mundial u otras referencias de lo que ocurría en el mundo exterior. Como la música clásica, una pasión que Carlos Illescas y Tito Monterroso tomaron de las bandas sonoras de las películas alemanas, que durante el ubiquismo abarrotaban las carteleras.

En marzo del 41, Otto Raúl González, Raúl Leiva y Fedro Guillén, que era chiapaneco, fundaron una asociación de escritores y artistas jóvenes guatemaltecos, que los puso en el ojo de la Policía. Acordémonos de las tres fobias de Ubico: Los comunistas, los ladrones y los poetas. Pablo Neruda cuenta en sus memorias que, durante un recital, en su primera visita a Guatemala (precisamente en julio de 1941), el temible David H. Ordóñez, jefe de la Policía ubiquista, ocupaba un sillón de la primera fila. 

De esta asociación fundada en el 41 surgió la ‘Revista Acento’, que aglutinó a escritores y pintores veinteañeros como mucha hambre de democracia y de rupturas. Un ansia de libertad que impregnará el primer poemario de González, ‘Voz y voto del geranio’ (1943), que se convertirá en manifiesto generacional y en una proclama lírica contra la dictadura.

La Generación del 40 es un término muy amplio que aglutina a un buen número de artistas y escritores, de diferentes orígenes y muy diversas propuestas nacidos luego de los terremotos de 1917, en plena dictadura de Estrada Cabrera, a quienes une el deseo de expresarse libremente: Otto Raúl González, Augusto Monterroso, Carlos Illescas, Raúl Leiva, Augusto Enrique Noriega, Enrique Juárez Toledo, Guillermo Noriega Morales, Dagoberto Vásquez, Guillermo Grajeda Mena, Juan Antonio Franco…la mayoría de ellos, participaran de lleno en las revueltas de 1944 y jugarán un relevante rol cultural y político durante la década revolucionaria, lo que condenará a varios a un exilio de por vida, luego de la intervención de 1954.

En lo personal, mi encuentro y mis pláticas con algunos de ellos fueron fundamentales en mi formación. Me ayudaron a conectarme con mis orígenes. Todo comenzó en el mítico apartamento parisino del poeta salvadoreño Roberto Armijo, en donde me encontré con Otto Raúl, con el que platicamos hasta la madrugada. Luego vino un encuentro providencial con Illescas, en Bacalar, Quintana Roo, en donde no paramos de hablar durante casi dos semanas. Tito Monterroso fue de una gran generosidad conmigo y me concedió largas entrevistas, en las que me contó las anécdotas más divertidas de su juventud en Guatemala. A él se le debe ese grafiti genial que transparenta el estado de espíritu de su generación: No me Ubico.    

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Europa avanza en su desconfinamiento

España fue uno de los países más golpeados por el virus en el Continente.

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
CANG inaugura elecciones para elegir a sus representantes ante la CC

Uno de los aspirantes al cargo de magistrado fue capturado esta mañana por las autoridades.

noticia Europa Press
Este fotógrafo logra captar en dron la sensación de alcanzar una cima nevada

La escena se grabó en un la región de los picos de montaña de Piz Palu, Suiza.



Más en esta sección

Un incendio destruye parte del acervo de la Cinemateca de Sao Paulo

otras-noticias

Autoridades reportan un ataque armado en contra de un comunicador en Chiquimula

otras-noticias

Luis Martínez, séptimo del mundo

otras-noticias

Publicidad