[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Todos somos Guatemala?

opinion

Follarismos.

Mucho revuelo ha causado la iniciativa de la Muni que encargó una “escultura” sobre el tema “Todos somos Guatemala” para integrarla en el muro de cemento de un paso a desnivel situado en la zona 15. La escultura en cuestión consiste en la incorporación de una serie de boyas amarillas (utilizadas normalmente como señales de advertencia en las carreteras) para que una vez incrustadas en la gran pared del paso a desnivel, se conviertan en puntos gigantes del lenguaje que utilizan los no-videntes, vehiculando un texto que literalmente dice, en escritura Braille: “¡Todos somos Guatemala! ¡Guatemala somos todos!”  Y es con esta “obra de arte contemporáneo” (pagada por los contribuyentes) que la Municipalidad desea celebrar los doscientos años de independencia de nuestro país con respecto al reino de España.

Las reacciones no se hicieron esperar, y el hecho se convirtió en comidilla de las redes sociales tanto contra la obra en sí como contra el espacio donde fue instalada, pero sobre todo, contra el eslogan temático adoptado para celebrar estos doscientos años de supuesta independencia. Las opiniones críticas subrayan, con justa razón, que pretender instaurar la igualdad como bandera unificadora en un país en el que visiblemente todo conduce a acentuar de manera grotesca las desigualdades que existen, es una ocurrencia no solo torpe, sino contraproducente. Uno se pregunta si las personas que adoptaron tal eslogan en el Gobierno Central y en la Municipalidad están en su sano juicio, o qué grado de analfabetismo ostentan, o si son cínicas y en el fondo se están cagando de la risa, porque para el ciudadano de a pie, de la ciudad y del campo, para el ciudadano que tiene dos dedos de frente, pregonar la igualdad como caballito de batalla en un país roto, abusado y desangrado por las gigantescas desigualdades sociales, jurídicas, de educación, de salud, de vivienda, culturales, étnicas, de clase social, de género, ideológicas e incluso topográficas, que hay, es una de las sandeces más grandes que el ser humano pueda expresar.

Tal vez el mérito de dicha “escultura” resida, justamente, en haber desencadenado la reacción que desencadenó, permitiendo que una buena parte de la opinión pública y de los medios tomen conciencia de lo absurdo de pretender cubrir el sol con una escultura que, precisamente, encierra la contradicción de no poder ser vista y tampoco palpada por los no-videntes, y de no ser comprendida ni descifrada por los videntes, además de que si te descuidas, corres el riesgo de estrellar tu automóvil y tu alma contra un muro de concreto que simboliza el gran muro de las lamentaciones y de los sin sentidos.  

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
El robo de perros, la otra «pandemia» en el Reino Unido
noticia Sergio Ramírez
La serpiente que se muerde la cola
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
CSJ rechaza retirar inmunidad a jueza


Más en esta sección

Diputado denuncia vencimiento de pruebas en hospitales de Escuintla y Zacapa

otras-noticias

Inacif determina causas de muerte de pareja

otras-noticias

Trabajadores del MP son detenidos con Q200 mil en efectivo

otras-noticias

Publicidad