[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Vacunas y el fin de la inequidad profunda

opinion

Quince años para ser vacunados todos.

Debido al monopolio estatal de las vacunas contra el COVID-19 en Guatemala, tendrán que pasar 15 años para que todos los chapines seamos vacunados, según una infografía del diario ‘El País’. 

¿Cuál es la excusa por la cual el Gobierno tiene monopolizadas la adquisición y distribución de las vacunas para evitar el SARS-coV-2? Porque hay políticos, grupos de interés, grupos de presión e individuos que creen que habría inequidad duradera y profunda si fuera de otra forma.  Esa gente cree que, si las empresas compraran vacunas para inocular a sus trabajadores y a sus familias, habría inequidad duradera y profunda.  Esas gentes creen que si organizaciones privadas voluntarias de servicio adquirieran vacunas para ponérselas a sus grupos de personas objetivos, habría inequidad duradera y profunda.  

Pero ahí está que eso que llamamos el Estado o Gobierno no es más que la pandilla de “pipoldermos”, es decir, de pícaros políticos que por el momento detentan el poder.  ¿Y cuál es el resultado del monopolio que se ha asignado para la adquisición y distribución de vacunas? Pues que no hay. No hay.

¿Y cómo se resuelve el problema? Pues todo el que tiene el dinero para hacerlo, y quiere, agarra viaje hacia Houston para irse a vacunar.  Cientos de guatemaltecos han sido vacunados en aquella ciudad texana, donde la vacunación es universal y es fácil ser vacunado. ¡Y eso me alegra porque mientras más vacunados, mejor!  Actualmente los vuelos que van a Houston van repletos de gente que viaja para vacunarse.  ¿Y la inequidad duradera y profunda que iba a evitar el monopolio estatal? “¡My foot!”, como diría mi padre.  Los que no podemos pagar viaje nos quedamos y disfrutamos de la equidad.  Y lidiamos con las tonterías de ‘Giamma’, hablando de la ivermectina. El populismo y el estatismo están, como siempre, perjudicando a los más pobres.

Mientras tanto, en Israel ya están abandonando el bozal porque casi toda la población ha sido vacunada; y en Panamá y Colombia, los gobiernos han renunciado al monopolio de las vacunas.

¿Ya sigues twitter.com/luisficarpediem?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque / elPeriódico
Mientras se vacuna a paso lento, al Gobierno se le acaban las dosis

Los centros de vacunación atienden en promedio de 8:00 a 14:00 horas, con escaso personal y pocas vacunas.

noticia AFP
El “distanciamiento de lujo” reflota el mercado de yates en Dubái

Con un horizonte lleno de rascacielos e islas artificiales, los yates operan al 70 por ciento de su capacidad.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Kamala Harris se reúne con magistrada electa Gloria Porras y exfiscales de Guatemala


Más en esta sección

Kevin Cordón cae en semifinales

otras-noticias

Varias familias afectadas por lluvias en Izabal

otras-noticias

¿Lagos en Marte? Estos podrían ser de arcilla y no de agua según estudios

otras-noticias

Publicidad