[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Diálogo político

opinion

Única ruta a un acuerdo nacional.

En este país querido, eso del diálogo político, tiene mala carta de presentación. Para los agentes políticos del Medioevo, que merodean por estos paisajes, se trata de un artificio comunista, propio de los dictados de la lucha de clases. Para avezados vanguardistas, no es más que un artilugio de la derecha anquilosada para cooptar a la dirigencia social y para los desconfiados de siempre, se trata de una estrategia para entretener la nigua. Obviamente las reacciones suben o bajan de tono dependiendo de la coyuntura en donde se presenta la “convocatoria al diálogo”. En este Gobierno hubo un arrancón de macho viejo, signado por la Presidencia del República, que muy en sus inicios, provocó dos charlas con el “colectivo social” y la representación gremial de la elite económica. No pasó a más.

Así que más allá de las naturales sospechas del ¿qué hay detrás?, es el diálogo y negociación —en su caso— la única ruta para el acuerdo político. Lo demás es imposición. La Casa Presidencial, bajo siete llaves, y el Congreso ídem, este último con el agravante que a su Junta Directiva y mayoría de “jefes de bloque”, nadie les cree, ni se quiere “juntar con ellos”. Así que la iniciativa de la Vicepresidencia de la República y organizaciones sociales, de convocar a un diálogo directo entre Gobierno y representaciones de la sociedad, señala un paso en la dirección correcta: abrir a la opinión social, la construcción de política pública para encarar los problemas del ahora y futuro inmediato. Abrir los oídos y —esperamos—  que las decisiones a los colectivos sociales. No son tiempos de gobiernos unilaterales, menos en pandemia y otras urgencias. La forma de ejercicio político a partir de la metodología del avestruz nos ha conducido a lo que ahora tenemos: un país descalabrado institucionalmente, a un paso de hundirse en el cuarto oscuro de la historia. No tenemos más opción que conversar, acordar y actuar. La interlocución vicepresidencial abre una puerta civilizada hacia una forma de gobierno, que debiese ser común: diálogo político hacia el desarrollo y los derechos humanos; elemental a las formas democráticas de gobierno.

Que el asunto es complejo, ni la menor duda. Más aún, luego de la debacle parlamentaria y la actitud presidencial de gobernar a puro estado de excepción, incluso, para “atender” el asunto de la migración catracha. Agravado todo ello por el sabor amargo de la corruptela, lúgubre ambiente congresal y la oscuridad pesimista que significa la pandemia para población excluida: sin vacunas, sin transporte, escuelas, ni trabajo. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Medvedev pierde contra el virus

Un positivo al covid-19 dejó al número 2 mundial Daniil Medvedev fuera del Masters 1000 de Montecarlo, este martes antes de debutar en un torneo que promete pronto emociones fuertes, con el italiano Jannick Sinner, uno de los tenistas del momento, desafiando al número 1 Novak Djokovic.

 

noticia Europa Press
Lanzan cohete europeo Vega con éxito

El sistema de lanzamiento Vega es la forma en que Europa lanza satélites ligeros a múltiples órbitas en un solo lanzamiento.

noticia César A. García E.
El genocidio que “no importa”


Más en esta sección

Embajadores y funcionarios de EE. UU. respaldan a Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Porras quitó a la FECI caso de plazas fantasma en Salud

otras-noticias

Julio cierra con caídas y los mercados en incertidumbre

otras-noticias

Publicidad