[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Refundando un Estado mafioso en pleno bicentenario

opinion

Las grandes inversiones no voltean a ver países dominados por mafias.

El bicentenario ha sido una fecha de oportunidad para promover diálogos y renovación de agendas en otros países de la región, pero en Guatemala está siendo aprovechada por la alianza oficialista para restaurar y reforzar las bases de un Estado mafioso.

Desde el poder teóricamente más representativo en una democracia, el Congreso, su presidente confirma el proyecto de refundar y restaurar las bases de un sistema donde partidos y operadores, más conocidos por sus transas que por su pensamiento, dominen las instituciones y garanticen su sometimiento.

Es tan real la amenaza de consolidar un Estado mafioso que en un acto solemne de inauguración de los magistrados a la CC en pleno hemiciclo, sus directivos no tienen empacho en arrogarse todos los poderes decidiendo a quienes juramentar  y a quienes no.

Un Estado mafioso se caracteriza por tener instituciones públicas al servicio de quienes las dirigen, que buscan renta y extracción de recursos. No es solo un gobierno, es un sistema donde se controla también a los órganos de control, asegurando impunidad de los negociados que hacen funcionarios de todo nivel.

Ese es el proyecto que con pompa y cinismo anuncian para el país sus más altas autoridades. Por cierto, un proyecto que entra en colisión directa con los intereses de la potencia mundial que ve cómo su frontera sur se llena de cientos de miles de inmigrantes que huyen de territorios abandonados y cada vez más controlados por mafias y capos que imponen su propia ley.

Son los capos territoriales los que a su vez, financian a los partidos y políticos de nivel nacional para que operen en su favor y reconfiguren lo que se denomina un Estado mafioso, donde ya no es suficiente extraer los recursos, sino también legitimar ese sistema pirata confeccionando leyes a su medida.

Con la visión de consolidar un Estado mafioso Guatemala deja de ser un socio confiable para la mayoría de la comunidad internacional y lejos de conseguir acuerdos de cooperación bilateral y multilateral, será objeto de sanciones cada vez más severas y de exclusiones de potenciales programas y alianzas entre países.

La pandemia trajo consigo muchos efectos adversos pero también la reconfiguración de nuevas oportunidades con potencial de aumento de inversión extranjera para países cercanos a Estados Unidos.

Pero por el camino que nos lleva la alianza en el poder lo más probable es que solo nos quedemos con las secuelas y efectos negativos de la pandemia. Las grandes inversiones no voltean a ver países dominados por mafias que expolian todo lo que encuentran en su camino.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez
Desvío del río Pantaleón, una amenaza para varias comunidades

Los sedimentos de los volcanes Acatenango y Fuego afectan a varios ríos y existe preocupación por el cambio de cauce del río Pantaleón.

noticia Lionel Toriello
La Defensa de lo indefendible

¡Al carajo, sí señor! con los defensores de lo indefendible…

noticia AFP
“¡Devuelvan las barbas!”, reclaman en una universidad de EE. UU.

La prohibición de llevar barbas en el campus de la universidad data de los años sesenta.



Más en esta sección

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

EE.UU. aumentará “vuelos de deportación” para inmigrantes

otras-noticias

Publicidad