[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Arranca la República de Guatemala (IV)… guerra civil

opinion

Carrera, junto a los quichés, venció y dejó sin vigor el Estado de Los Altos.

El presidente liberal salvadoreño Vasconcelos tenía la visión de volver a la federación centroamericana con un renacido Estado de Los Altos y Chiquimula en su país. Eso sería posible pues los liberales en el poder estaban divididos: Barrundia, Molina y Martínez dudaban entre apoyar a Vasconcelos o defender la integridad de la República. Desunidos entre ellos y con los conservadores, la República pareció naufragar, mientras las diatribas entre unos y otros prosiguieron en la Asamblea. Entretanto, los bienes de Carrera fueron confiscados. El presidente Martínez invitó a Nufio a conversar y decretó el aumento de los ejidos (tierras comunales) para congraciarse con los pueblos (pardos e indígenas) y les ofreció a los rebeldes Serapio, Carrillo y Pérez los cargos de corregidores en oriente, pero rechazaron la oferta, aunque Nufio aceptó charlar. En la capital ambos no lograron un acuerdo y retornó a la guerra. A su vez, Martínez no apoyó la recreación del Estado de Los Altos, cuyo jefe estaba en alianza con Vasconcelos. Martínez mandó al general Paredes a reincorporarlo pero por las armas no tuvo éxito. Serapio y su hermano ocuparon Antigua para asediar el gobierno de Martínez y, ante la debilidad, fue obligado a renunciar. Y llegó otro liberal en su lugar a la Presidencia, Bernardo Escobar, quien resucitó a Mariano Gálvez como ministro de Finanzas para pedir a los ricos conservadores otro préstamo para la guerra.

Carrera entretanto recorría el sur mexicano asolado por la Guerra de Castas, al punto que las autoridades aztecas temían que pudiera unirse a los mayas en su lucha, pero él solo quería conocer el mar Caribe. De alguna forma presionaron para que dejara Comitán al momento que le acercaron delegados mames y quichés para acabar con el Estado de Los Altos, porque los criollos les iban a quitar sus tierras. Requerían su ayuda como se las dio cuando se la pidieron en 1838 por la misma razón y él los apoyó. Con esas fuerzas él a fines de 1849 ingresó a Guatemala como guerrillero. Y, con el tropel indígena, logró atacar cuarteles y quedarse con las armas, siendo perseguido por los generales Augustín Guzmán y Miguel García Granados. Así, Carrera descendió al cuartel de Mazatenango al mando del refinado coronel Víctor Zavala, a quien él había ascendido a ese rango años atrás y lo consideraba su amigo. La llegada de Carrera alentó el caos en el grupo liberal y, debido a sus luchas internas, le otorgaron la Presidencia al general Mariano Paredes, responsable militar de la República.

Carrera junto a los quichés venció y dejó sin vigor el Estado de Los Altos y puso presos a sus dirigentes criollos. Por último, Pavón Aycinena y el padre Durán convencieron a Paredes de negociar con Carrera para salvarlos de los montañeses de oriente, pues no tenían capacidad de vencerlo a él en  occidente. Carrera aceptó y, de esa cuenta, Paredes lo nombró jefe militar de la República. El caudillo arribó cuál protector de la capital con sus tropas indígenas. “Allí viene el rey de los indios”, decían los criollos capitalinos. Paredes les aseguró que Carrera no venía a librar una Guerra de Castas sino a batallar contra Nufio y los rebeldes, para cólera de Vasconcelos y del hondurteño Trinidad Cabañas. Así la prensa local escribió: “Vuelve en fin con una fuerza temible, rodeado del prestigio que le da la sumisión de más de 200 mil indígenas que solo esperan una palabra suya para cumplir ciegamente sus mandatos”.

En 1850 la guerra contra los montañeses fue ardua bajo las lluvias apoyados por Vasconcelos. Londres y Washington firmaron el acuerdo Clayton-Bulwer de neutralidad de Centroamérica, por lo que los británicos debían desocupar Belice, La Mosquitia… Carrera a finales de año venció a Nufio y Vasconcelos y Trinidad decidieron atacar Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción
Jefe de Estado Mayor y viceministro antinarcótico estarían involucrados en operación que dejó dos muertos
noticia AFP
Trump aún cuenta con un grupo de fieles en la Cámara Baja de EE. UU

Las últimas semanas de Donald Trump en la Casa Blanca provocaron una caída en el apoyo que los republicanos del Senado de Estados Unidos le profesan, pero los leales en la Cámara están montando una última y desafiante batalla, señalando que el trumpismo puede llegar para quedarse.

noticia Raúl de la Horra
Lo diferente y lo semejante

Follarismos



Más en esta sección

Medio siglo de la conquista del espacio

otras-noticias

Ocho citas para recordar a Darwin

otras-noticias

¿Qué es la anomalía del Atlántico sur?

otras-noticias

Publicidad