[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Época de listas

opinion

Utopías, ilusiones y desilusiones.

Desde que se conoció la denominada Lista Engel, en honor al senador Eliot L. Engel, proponente ante el Senado norteamericano, se ha especulado acerca de los nombres que contendrá. De hecho, ya circuló una lista falsa de sospechosos de cohecho pasivo y activo -corrupción-, lavado y narcotráfico, con base a rumores sobre sus supuestas actividades ilícitas, que los convirtieron en poderosos empresarios, comerciantes, políticos, profesionales del derecho, etcétera.

El interés por conocer los nombres no es otro que el morbo y lo que escribirán algunos comentaristas, notas de redacción de los medios de comunicación y principalmente los comentarios y memes que circularán en las redes sociales. Es decir, no es el interés nacional lo que mueve la curiosidad, sino el morbo.

La Lista Engel es un instrumento de la Ley de Compromiso Mejorada del Triángulo Norte (2020), que incluye negar visas para entrar a EE. UU. y una estrategia de 5 años para promover la prosperidad, combatir la corrupción, fortalecer la gobernabilidad y seguridad para frenar la migración.

Lo que desde el inicio llamó mi atención,  con relación a la citada  ley es,  que en su discusión y aprobación por el Congreso de EE. UU., solo desarrolla las sanciones que se aplicarán a los países en el área de influencia de los intereses norteamericanos, dicho de manera más contundente, “que ponen en riesgo los intereses de ese país”, pero no aplica para los pillos de cuello blanco de origen norteamericano o nacionalizados como tales, entre los que se encuentran vendedores ilegales de armas, lavado de dinero, tráfico de personas y distribución de drogas, actores vitales para que el crimen organizado tenga éxito en el territorio estadounidense.

También sentí pena por las personas que entraron y salieron de la “lista” para presentarse ante el enviado especial del Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, porque quizás hubiesen contribuido con información más exacta de la realidad nacional -y no la reiterada y dramática narrativa victimizante-, así como propuestas para mejorar los mecanismos de comunicación, con el fin de encarar exitosamente la problemática de la migración, cuyo origen es la falta de oportunidades de trabajo bien remunerado en el país.

Desarrollar programas con entidades autónomas, sociedad civil y empresariado, está bien, pero alguien debe establecer el marco de legalidad y eso solo lo puede definir el responsable de la gobernabilidad en Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Militares retirados anuncian tres días de bloqueos

Buscan presionar al Congreso para que apruebe una ley que otorga beneficios económicos a militares que participaron en el conflicto armado. 

noticia Europa Press
La contaminación en el aire afecta a pacientes con COVID-19

Los investigadores descubrieron que cuanto mayor es la exposición, mayor es el riesgo.

noticia Enrique García /elPeriódico
Dos expedientes en el Congreso


Más en esta sección

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Giammattei evita hablar de corrupción, pide ayuda sin condiciones y responsabiliza a EE. UU. de demanda de drogas

otras-noticias

Sala confirma absolución de hijo y hermano de Jimmy Morales

otras-noticias

Publicidad