[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Recordando a Nadia L.

opinion

Buscamos que se nos juzgue mejor de lo que la naturaleza nos dio.

* Siempre lo sorprende a uno oír su propia voz grabada. “¿Ese soy yo?”. Tu propia voz te parece demasiada aguda, o demasiado grave, demasiado lenta o demasiado precipitada, mal puesta, mal colocada, desfasada, inesperada, voz de viejo, voz de carretero. Al principio no reconoces el timbre ni la velocidad. Y eso que observas que  la grabación refleja correctamente la voz de otro. Pero la tuya no.

Sabes pertinentemente que eres tú el que ha  pronunciado esas palabras, esas frases. Sin duda identificas tu discurso. Pero como si fuera dicho por otro de un ángulo curioso. Eres tú y no tú. Te sorprendes de repente  y caes en un vacío, en una falla inesperada. Tú te conoces de adentro. Esta vez te percibes de afuera. Los profesionales están acostumbrados. Los de radio que efectúan grabaciones lo están, se conocen la voz tanto desde adentro como desde afuera. Trabajan con esta materia. Están acostumbrados a oírse, y ya no experimentan la sorpresa y el malestar que suscitan las primeras veces que uno escucha su propia voz tal como la oyen los demás. 

Antes de la revolución tecnológica y en el mundo de otras épocas, ningún ser humano podía escuchar su propia voz, ni ver su imagen tal como la percibían los demás. Las máquinas diabólicas han hecho posible oírse, verse, conocerse desde afuera. ¿Ese soy yo? Y la confusión se instala. Pero a la vez las correcciones que uno desea exigirse a sí mismo se ensayan. Modular la voz, bajar o alzar el tono, más lento, más rápido por momentos. Movimientos corporales también. Buscamos que se nos juzgue mejor de lo que la naturaleza nos dio.

La vanidad  es infinita. 

*Caricia. Un suspiro, un desvanecimiento. Algo que casi no existe. Una fugacidad mantenida. Si es insistente ya no es caricia. Deja paso al masaje, a la estimulación,  actividades muy respetables pero que ya no son caricia, la que tanto más leve cuanto más exquisita… 

(Estas  son  expresiones  recordando a Nadia L., y que fueran confiadas a Casandra en alguna época remota).  

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico
Avianca anuncia nueva ruta directa Guatemala- Washington

Avianca Holdings tiene 99 rutas entre nacionales e internacionales, en las cuales ofrece más de 2 mil 680 vuelos y una oferta de casi 400 mil sillas semanales.

noticia
Sylvester Stallone completa el montaje de Rocky 4, Director’s Cut

En su última actualización sobre el corte del director de Rocky IV, Sylvester Stallone compartió que fue el último día trabajando en su nuevo corte de la película.

noticia EFE
Casos y decesos por COVID-19 aumentan más del 20 por ciento en Costa Rica

El país centroamericano contabiliza 5 mil 506 fallecimientos a lo largo de la pandemia.



Más en esta sección

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Giammattei evita hablar de corrupción, pide ayuda sin condiciones y responsabiliza a EE. UU. de demanda de drogas

otras-noticias

Sala confirma absolución de hijo y hermano de Jimmy Morales

otras-noticias

Publicidad