[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Las intenciones de Norma

opinion

Hoy le apuestan a la mitigación del problema atendiendo las causas por las cuales las personas emigran.

El volumen sube. Funcionarios de alto nivel, acompañados por varios editoriales de prestigiosos medios ponen la mira en el Triángulo Norte de Centroamérica. La congresista Norma Torres califica, indistintamente, de narcogobiernos a los países que conforman este bloque. El interés por la región obedece supuestamente a un tema de seguridad nacional, al convertirse Estados Unidos en el refugio de millones de indocumentados provenientes de Centroamérica, quienes escapan de sus países de origen como última opción de sobrevivencia. Las fronteras no han sido un obstáculo, y el muro fronterizo de la administración Trump no es más que un fallido intento por detener el flujo de migrantes hacia su territorio. La administración del presidente Joe Biden –además de las barreras físicas en las fronteras– le apuesta a la mitigación del problema atendiendo las causas que hacen emigrar a las personas. Ya sea demócrata o republicana, en temas migratorios y de seguridad nacional, la agenda suele ser bipartidista. Lo que cambia es la forma, pero rara vez eso afecta el fondo.

Históricamente Centroamérica ha sido un reflejo de la agenda norteamericana. A partir de los resultados de la Segunda Guerra Mundial, la “cooperación” americana ha sido protagónica en los asuntos internos de estos países, relegando nuestra soberanía a todo lo que no es de su interés. En su momento, los intereses fueron de índole económico, geopolítico e ideológico; hoy nos convertimos en una amenaza a su seguridad nacional. Pretender que su impronta en la región no es también causal del resultado sería ingenuo, pues muchos de los responsables de llevarnos a donde hoy nos encontramos eran aliados y protegidos de sus antecesores y colegas. Por ejemplo, hoy la Justicia estadounidense condena a cadena perpetua por narcotráfico al hermano de un presidente ilegítimamente electo (elección de la cual todos, incluyendo el Norte, se hicieron de la vista gorda). La historia de la región está cargada de episodios similares, por tanto, ellos comparten la responsabilidad del caos que nos gobierna y caracteriza. Bueno, la misma Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) operó y dejó de operar tanto por el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, como por la falta de este. En pocas palabras y de manera coloquial se dice que cuando en el Norte estornudan, en el Sur nos da pulmonía. 

Esta semana llega una comitiva de alto nivel del gobierno del presidente Biden a la región, liderada por el enviado especial Ricardo Zúñiga. Recordemos también que Biden, al igual que el expresidente Barack Obama, ha designado a su vicepresidenta Kamala Harris para atender la crisis migratoria y sus causas.

Esto se da en el marco de la publicación de una lista de actores políticos corruptos de Centroamérica, que la congresista Torres indicó que se hará pública en los próximos días. Ojalá esta lista no sea nada más la enumeración de individuos conocidos por ser corruptos, criminales y narcotraficantes que operan en total impunidad o que están ligados a procesos judiciales. De ser así, las intenciones de Torres y por ende del Gobierno estadounidense serán líricas. La migración ilegal lejos de atenuarse se intensificará, pues sus causas estarán lejos de ser expuestas y atendidas. Los actores políticos son el vehículo que hace posible la puesta en marcha del sistema que hace que los estados sean cooptados por la corrupción. Señalar a un solo responsable o a un sector en específico sería irresponsable. No se puede generalizar, pues que como reza el famoso refrán: “En río revuelto ganancia de pescadores”. No hay sector que se salve. 

Para lograr su cometido, el gobierno estadounidense debe ampliar los criterios con que se evaluará a quienes integren estas listas. Limitarse a corruptos no es suficiente. Es necesario que se incluya a los corruptores y a todo aquel que atente en contra de la democracia y el Estado de derecho. Es el corruptor el que lubrica el sistema para que este opere a su favor, corrompiendo y haciendo inoperante a la institucionalidad y fomentando estados fallidos. Los estados fallidos favorecen a unos pocos y condenan a las mayorías a la pobreza y a la emigración. El Norte se convierte en la única opción. El remedio está claro, pero depende de las intenciones del Gobierno estadounidense si le da Aspirina a este cáncer o radiación. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Embajada de EE.UU. lanza alerta por manifestaciones
noticia AFP
Red social conservadora Parler demanda a Amazon por eliminarla de sus servidores

La decisión de Amazon de suspender la cuenta de Parler tomo efecto a partir de 11 de enero.

noticia Juan Orero, analista de tenis
Opinión: Primer finalista

Juan Orero analiza al primer clasificado a la gran final del Abierto de Australia, Novak Djokovic, quien busca revalidar el título y seguir haciendo historia.



Más en esta sección

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Giammattei evita hablar de corrupción, pide ayuda sin condiciones y responsabiliza a EE. UU. de demanda de drogas

otras-noticias

Sala confirma absolución de hijo y hermano de Jimmy Morales

otras-noticias

Publicidad