[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Pacayas, ceiba e impunidad

opinion

¿Y las capturas? Te preguntarás.  

En Guatemala, la aplicación de la ley suele ser sólo para aquellos que no tienen poder, o influencia como para hacerse los quites.  Aquellos que tienen privilegios políticos pueden pasar “un rato colorado”; pero en el mediano plazo suelen gozar su impunidad.

Esta semana, dos hombres sencillos fueron capturados por cortar pacayas y fueron acusados de Atentado contra el patrimonio cultural (porque las pacayas -esas mismas que son deliciosas envueltas en huevo y en el fiambre- son una especie amenazada, y porque las cortaron en un parque nacional, de esos que suelen estar en el abandono).  Los cortadores fueron amenazados con prisión de entre cinco y 10 años, y multa de por lo menos Q10 mil.  Es cierto que robo es robo; pero las autoridades fueron objeto de mofas y befas (con razón) a causa del alboroto que armaron, y los cortadores y sus familias sufrieron lo indecible, aunque la final parece que el caso será desjudicializado.

Casi al mismo tiempo, un grupo de orcos derribó una ceiba enorme y ramas de otro arbolón similar, para bloquear el tránsito en una carretera, con el propósito de exigir el restablecimiento de la energía eléctrica en sus poblaciones.  Habría que ver por qué, exactamente, es que no hay energía en aquellos lugares; pero derribar árboles centenarios para dañar a terceros y celebrar el delito como si fuera una forma legítima de protesta, es una canallada. ¿Y las capturas? Te preguntarás.  No se ha oído de una.  Porque en ese tipo de actos suelen estar involucradas organizaciones prácticamente intocables.

Aquel no sería el caso si tú, o yo botáramos una ceiba, un conacaste o algo parecido sin pedirles permiso a los políticos y burócratas, aunque el árbol fuera nuestro. Hace años, una amiga estuvo sometida a un proceso judicial porque cortó una ceiba que había sido alcanzada por un rayo y era peligrosa.  

Descontando que robo es robo, el caso es que, si el hechor es una persona cualquiera, las autoridades se ensañan; pero si el perpetrador forma parte de una organización popular, o tiene poder, o influencia política, puede cometer delitos con impunidad.

¿Ya sigues twitter.com/luisficarpediem?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
MP: José Luis Benito aprobó adjudicación fraudulenta de obra Libramiento de Chimaltenango

El Ministerio Público señala por el delito de fraude a exfuncionarios del Ministerio de Comunicaciones.

noticia EFE
La expresidenta interina de Bolivia es trasladada a la Fiscalía de La Paz
noticia Mario A. Garcia Lara
¿Qué pasó con el Presupuesto?

UNA DECISIÓN CLAVE ES REDUCIR LOS GASTOS SUPERFLUOS. 



Más en esta sección

Usan dique para desviar lava que avanza hacia comunidad

otras-noticias

Hombre infectado de COVID-19 fue capturado junto a 57 personas en club nocturno

otras-noticias

Igor Stravinsky: Le Sacre du Printemps

otras-noticias

Publicidad