[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Un cansancio colectivo ahoga a Guatemala

opinion

Los verdaderos comerciantes de Guatemala nada le deben a la elite extractiva, oportunista y mezquina del país. 

A poco más de un año de la llegada de la pandemia del COVID-19 a Guatemala, un cansancio colectivo ahoga al país. Las vidas y las relaciones cambiaron, familias que sin saberlo se vieron por última vez un 14 de marzo o quizás antes pensando que pronto llegaría el reencuentro. Otras han tenido que sobrellevar sus pérdidas en soledad, sin siquiera poder tener un funeral o acompañamiento colectivo, tan necesario cuando se pierde a un ser amado. Sin saberlo fuimos testigos de cómo rostros y lugares conocidos desaparecieron. Ancianos y niños perdieron sus entornos sociales y fueron forzados a recluirse como única medida de protección ante el abandono y mal manejo de la crisis desde el gobierno de Alejandro Giammattei. Ellos son quienes libran una batalla contra el virus, pero también contra la depresión y la fatiga del encierro y el aislamiento.  

Las urgencias económicas se agudizaron y han dejado a una población que sigue luchando por bocanadas de aire, mientras las olas del mar arrojan desempleo y una precariedad que ahoga lentamente. Mientras los centros comerciales abrieron, los parques cerraron, porque vale más el lucro y el dinero que la vida, dado que la convivencia humana no produce ganancias materiales. Por eso, los negocios de las elites guatemaltecas continuaron operando y forzando a sus empleados a contagiarse para no perder dividendos, mientras los pequeños negocios fueron incapaces de sobrevivir la crisis económica. Los pocos que lo lograron lo hicieron gracias a un inmenso sacrificio personal, familiar y de salud, pero también a su ingenio, ya que el Estado y las elites, que tanto hablan de reactivación económica, jamás ofrecieron un plan de ayuda que incluyera a estos negocios para seguir operando y resistir. Los verdaderos comerciantes de Guatemala nada le deben a la elite extractiva, oportunista y mezquina del país. 

La pandemia no da tregua, así que mientras cada uno libra su propia batalla personal, los médicos intentan hacer lo que pueden con los pocos recursos que tienen para salvar pacientes, algunos infectados porque no tienen el privilegio de aislarse y quedarse en casa, otros porque con soberbia de creerse invencibles pusieron en riesgo su vida y las de sus familias al decidir no cuidarse. Mientras, el gobierno pasó todo el año despilfarrando el dinero en el Centro de Gobierno, y ahora con una mano mendiga donaciones de vacunas, y con la otra, malgasta el poco dinero en una absurda celebración de bicentenario.

Dicho lo anterior, el país seguirá cansado del COVID-19, del gobierno corrupto y de quienes se aprovechan del sistema para vacunarse antes de quienes realmente lo necesitan. Es decir, la población honesta seguirá buscando sobrevivir no gracias sino a pesar del gobierno. 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jeffrey D. Sachs
La búsqueda del origen del COVID‑19 y la prevención de futuras pandemias

Economía y Justicia

noticia Geldi Muñoz Palala
Duwest y sus empresas afiliadas denuncian invasión de terrenos
noticia
De la comedia a la tragedia, eso es WandaVision

ADVERTENCIA: Lo siguiente contiene spoilers de WandaVision que ahora se transmite en Disney+.



Más en esta sección

Kevin Cordón avanza a la final

otras-noticias

Milan toma el liderato en Italia

otras-noticias

Paris Saint Germain sigue imparable

otras-noticias

Publicidad