[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Alianza país

opinion

Los ciudadanos conscientes deben construir una alianza país.

Lamentablemente, nuestra sociedad, en vez de avanzar hacia un futuro de buen gobierno, prosperidad y paz, continúa paralizada, rezagada e inmersa en medio de la mediocridad, la intolerancia, la confrontación, la polarización, la corrupción, el desgobierno y la emigración. En los últimos tiempos, se han definido y consolidado dos “pactos de personalismos”, que luchan por el control del poder público, ambos con un ánimo de dominación y no de fortalecer la institucionalidad democrática y consolidar un Estado de Derecho, cuya columna vertebral es la instauración de un sistema de justicia, a cargo de juzgadores capaces, idóneos, probos, con independencia de criterio, neutrales al juego político partidista y que administren justicia para todos con objetividad e imparcialidad. 

Los “pactos de personalismos” son los acuerdos, contubernios o compadrazgos perpetrados para favorecer la designación o elección de determinadas personas que aspiran a ocupar cargos públicos, generalmente concertadas, asociadas o vinculadas a causas, empeños o proyectos de organizaciones políticas, plutocráticas, sectarias, secretas o mafiosas, que solo buscan beneficiarse y cumplir objetivos ilegítimos.  

Desde luego que el personalismo es la base sobre la cual se asientan dichos pactos, estos son susceptibles de ser permeados, y muchos lo son, por la delincuencia organizada nacional y transnacional, que se nutre de la economía brutal (narcotráfico, lavado, tráfico y trata de personas, contrabando, extorsión, corrupción, robo de vehículos, tráfico de madera y minerales), la cual opera transversalmente y en la clandestinidad, financiando y cooptando, con propósitos inequívocos, tales como promover la desinstitucionalización, garantizar la impunidad y sembrar la anarquía y el caos.

Ambos “pactos de personalismos” promueven y defienden intereses creados, es decir el acceso a ventajas, prerrogativas, posiciones de poder y rentas, privilegios a los cuales, obviamente, no puede acceder el grueso de la población. Por tanto, el manejo de la cosa pública es el objetivo y no atarearse en el servicio a la comunidad. Cuando uno de estos pactos triunfa sobre el otro, a través de condicionadas elecciones, basadas en la demagogia y el clientelismo político, o de la imposición arbitraria, pasa a usufructuar el ejercicio del poder político, a través del sempiterno abuso de autoridad y de la manipulación de la ley. Esto lo hemos visto una y otra vez a lo largo de la historia patria.

La frenética lucha por el poder entre los “pactos de personalismos” mantiene a la sociedad guatemalteca en una permanente inestabilidad e ingobernabilidad, que han sido potenciadas por la pandemia. Las instituciones públicas se han convertido, además de en botines ambicionados, en grotescos campos de batalla campal entre los bandos contrarios. Todo se vale menos perder, no hay reglas. Por supuesto, la consecución del bien común y la defensa del interés general no son los verdaderos objetivos, sino, como ya indiqué, la finalidad es el usufructo de la cosa pública, valiéndose para ello del lema gatopardista: Que todo cambie para que nada cambie.

Por tanto, es imperativo que la ciudadanía, además de no caer en las garras de ambos bandos encontrados, construya una suerte de “alianza país”, que viabilice una tercera vía institucionalista, que esté en capacidad de convocar a los ciudadanos conscientes que son celosos por defender su autonomía personal y la asunción de la responsabilidad de su propia vida, que emprenden y trabajan honradamente, que no engañan a nadie ni tampoco se dejan engañar, que creen firmemente en la democracia institucional, el Estado de derecho, el merecimiento y la economía social de mercado, que practican la tolerancia, la transparencia y la autocrítica, que defienden la no violencia y la solución pacífica de los conflictos, que desprecian la propaganda del odio, la demagogia, la manipulación y el clientelismo político, que apuestan por la unidad nacional y el desarrollo humano sostenible, así como que valoran el diálogo, la conciliación de intereses y la negociación política. ¡Basta ya de ser espectadores!

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque
Remueven a dos viceministros del Ministerio de Desarrollo

Raúl Romero, cuya gestión al frente del Mides fue cuestionada por compras opacas y mal manejo de programas, continuaba hasta ayer como ministro.

noticia AFP
Involucran a periodistas en investigación a opositora Chamorro en Nicaragua

La indagatoria inicio el pasado viernes luego de que el gobierno vinculó a Cristiana Chamorro con el lavado de dinero a través de una fundación.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Capturan a cuatro personas en Chiquimula por delitos financieros

Las autoridades realizan varios allanamientos en diferentes puntos del país.



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad