[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Por qué tanto problema?

opinion

Después de un año de declarado el primer caso de COVID-19 en nuestro país, y con todo un cuadro de información, rumores, desinformación, investigación, regaños, advertencias, encarecimiento de la vida, compra de insumos médicos para la bioseguridad con precios sobrevalorados,  resulta que al final vemos la luz al final del túnel y se anuncia la llegada de las vacunas al territorio nacional, siendo las primeras consistentes en donativos, primero de Israel y luego de productos AstraZeneca maquilados en India y también donados a nuestro país.

Y ahí empieza otro calvario con la noticia de nueva desinformación y desobediencia, pues según las noticias de prensa, los directores de las instituciones hospitalarias encargadas de la distribución en forma ordenada y siguiendo un cronograma de fases, sencillamente no lo hicieron de acuerdo al instructivo ministerial y al menos sí cumplieron con el personal de primera línea de los hospitales destinados a pacientes con COVID-19, pero la población de riesgo, entre los que se cuentan los mayores de 65 años y los que tienen morbilidad extra como diabetes, hipertensión, asma bronquial, inmunodeficiencia, etc. y los afiliados al Seguro Social y sus beneficiarios no tienen idea de cuándo van a ser vacunados.

Tan sencillo hubiera sido vacunar en orden, ¿empezando por quiénes? Pues por los médicos vivos, según el dato del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala, ya que el médico cuenta con un número de colegiación que es personal, intransferible, irrepetible, y que desaparece al fallecimiento, y esto sin importar si estuvieran en primera línea, en atención privada o jubilados. Luego el personal de enfermería.

Luego seguir con conserjes, policías, bomberos, personal de limpieza, de mantenimiento, alimentación; en fin, todas las personas susceptibles de contagio en las emergencias de los hospitales de COVID-19. Y asignar un número de vacunas a los afiliados al IGSS y sus dependientes, pues en esa institución semiautónoma, se cuenta con un registro exacto, atendiendo al número de afiliación que tampoco es repetible.

Finalmente, designar grandes instalaciones al aire libre, como estadios o instalaciones deportivas que permitieran acumular grandes cantidades de personas, las cuales, con un orden preestablecido, podrían cubrirse en un tiempo matemáticamente calculado, para atender al resto de la población susceptible, para dejar de último a la juventud.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Deuda histórica de los Estados Unidos De América al pueblo de Guatemala

El escenario actual nos remite a la intentona del Pacto de Corruptos de establecer una nueva dictadura.

noticia Fernando González Davison
Arranca la República de Guatemala (V), se consolida en La Arada

No al Congreso, no al pelele del Inguat, sí a Gloria Porras.

noticia EFE
Robert De Niro filma en Puerto Rico

Tiene un nuevo proyecto en la isla, pero no se conocen detalles.



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad