[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La ilusión de la verdad

opinion

Para ser un mejor país debemos dejar de repetir falsedades.

Si hacemos un recuento de todos los canales de comunicación existentes, nos damos cuenta que existe un sinnúmero de vías para hacer llegar mensajes a los públicos. Tenemos a la prensa escrita tradicional, los canales de televisión, los medios radiales, las todo poderosas redes sociales y hasta los grupos de WhatsApp. Para cualquier democracia y sociedad, estas vías de transmisión de mensajes son necesarias y relevantes. Es la forma que ha encontrado la humanidad para transmitir mensajes que generen sentimientos de felicidad, prosperidad, tristeza o tragedia. Pero lo que más vemos que pasa ahora es que sirven para la manipulación de la verdad. 

Esta manipulación de los hechos se hace aún más fácil con los medios tecnológicos porque cualquier persona puede transmitir verdades a medias, que al no tener conocimiento de fondo o la información completa de los hechos, genera una tergiversación de la realidad. Lastimosamente, la sociedad cae en la mala práctica de la reconocida frase “si una mentira se repite suficientes veces se convierte en verdad”. Esto no puede tener más relevancia hoy en día. En estos tiempos dorados hemos visto manifestaciones y hasta asesinatos basados en estas medias verdades.

Además, existen  grupos que se aprovechan de estas deformadas realidades para manipular el sentimiento público con el objeto de obtener avances personales y cuotas de poder, a nivel nacional e internacional. Podemos ver cómo estos grupos deslegitimizan grupos genuinos del bien porque se suben a la ola de la necesidad para alcanzar sus fines oscuros. Y como la mentira se sigue repitiendo, los públicos siguen cayendo.

Como ciudadanos, debemos prestar mayor atención a los hechos, informarnos adecuadamente antes de emitir opiniones y evitar compartir mensajes que pueden ser falsos o interpretados erróneamente con mala voluntad. Hacerlo será un acto de responsabilidad. Los criterios deben formarse tras un análisis informado de los hechos, de las genuinas verdades y del conocimiento. Solamente con esa responsabilidad en el actuar lograremos un discernimiento.

Y es increíble pero lo que he podido ver a través del contacto con distintos actores es que al dialogar con las personas inmediatamente uno se da cuenta de quienes tienen fines genuinos y quienes tienen fines espurios. Existen grupos de ciudadanos, de empresarios, de jóvenes que tienen intenciones puras y auténticas por la mejora del país pero a veces se desencantan y pierden el interés del involucramiento por la falsedad de otros y por el descrédito malicioso a través de los canales antes mencionados. 

Para ser un mejor país y una mejor sociedad, debemos obligarnos a nosotros mismos a dejar de repetir falsedades. Vivimos en un mundo donde los hechos importan, y deben importar. Repetir sin investigar, sin comprobar o simplemente criticar sin fundamento, solo nos lleva a alimentar la ilusión de la verdad. Está en nosotros contribuir al cambio.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Hugo Barrios / Colaborador de elPeriódico
Capturan a dos agentes que pedían dinero a cambio no realizar un arresto
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Inauguran centro de agricultura moderna en Huehuetenango

El centro es parte de una iniciativa de alianza público-privada entre USAID y Agropecuaria Popoyán.

noticia Claudia Jo Ríos* / Estado de derecho y economía
Empleo y prosperidad

El intercambio económico y social es parte esencial de la vida diaria.



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad