[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¡Hurra, me largo!

opinion

Follarismos.

Comentando con un amigo la situación catastrófica del país, salió a colación una publicación reciente aparecida en Twitter, hecha por un guatemalteco que exclamó, a manera de desahogo: “¡Hurra, tengo visa para Canadá! Me largo. No tengo nada que hacer en este puto país”, frase que expresa el terrible sentimiento que asola a la mayoría de nuestros habitantes. 

Cada vez hay más personas que se arriesgan a enfrentar la aventura de un éxodo hacia Estados Unidos (hoy mismo, tenemos el caso de los dieciséis compatriotas migrantes asesinados y calcinados en México) con la esperanza de alcanzar una vida digna para sus hijos. Y, simultáneamente, cada vez hay más guatemaltecos que son deportados de vuelta. Según me refirió un psicólogo que trabajaba en el servicio de recepción del aeropuerto y que se quejaba de que su trabajo era inútil por falta de personal para recibir a tanto migrante, cada día aterrizaban entre dos y tres aviones llenos de personas (de 400 a 600 deportados por día) a quienes se les había truncado la posibilidad de alcanzar el “sueño americano”.

Nuestro país se va despojando así, poco a poco, del capital más importante que tiene, que es su gente. Estados Unidos, antes de Trump, habían entendido que el interés prioritario para la región era el de asegurarse de que haya gobiernos menos corruptos y más sanos para que al menos aquellas rúbricas esenciales de la Constitución (que son por el momento palabrería sin significado real) sean por fin respetadas, lo que daría como resultado que al cabo de 25 años, la masa de migrantes hacia el Norte cese, porque nuestra gente podría ya, al fin, encontrar condiciones de una vida digna en su propio país.

Ahora que se ha elegido de manera grotescamente turbia y amañada a los 10 integrantes de la nueva Corte de Constitucionalidad de Guatemala, yo vuelvo a preguntarme, como me lo pregunto siempre que hay una nueva Corte de Constitucionalidad, y cada vez que leo los párrafos introductorios de la Constitución de nuestro país, si por fin dichas venerables personas van a tener los huevos o los ovarios suficientes como para declarar inconstitucionales a los diferentes gobiernos que hemos tenido y que jamás han hecho nada concreto de verdad para garantizar los derechos que, supuestamente, están inscritos en el frontispicio de nuestra Constitución, a saber: derecho a la vida, derecho a la salud, derecho a la educación, derecho a la seguridad de los habitantes. ¿Cuántos de estos derechos se cumplen en realidad para el sesenta y cinco por ciento de la población o más?  ¡Ninguno!

Por eso. entiendo perfectamente al “tuitero” guatemalteco que llegó a la conclusión dura, pero válida, que reza: “No me queda nada más por hacer en este país”.  

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Putin promulga ley que allana el camino para excluir a opositores de elecciones en Rusia

El equipo del opositor Alexéi Navalni ha denunciado el empeño del Kremlin de neutralizar su movimiento y de acallarlo antes de las elecciones del 19 de septiembre.

noticia EFE
Lluvias dejan una persona fallecida y más de 55 mil afectados
noticia Phillip Chicola
Un microcosmos del sistema

Similitudes deleznables entre la política partidaria y la política gremial.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Giammattei: gobierno anticampesino

otras-noticias

Día del Maestro: la docencia y el laberinto que no se ve tras la pantalla

otras-noticias

Se reporta 99 desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Florida

otras-noticias

Publicidad