[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Una aproximación a la armonía

opinion

Agradecimiento al Dr. Gustavo García Fong.

Es imprescindible darnos cuenta que en Guatemala contamos con intelectuales de primer nivel que han escrito obras que pueden ayudarnos a encontrar caminos hacia la armonía.

Una de dichas obras es ‘La condición histórica de los derechos humanos y su fundamento consensual: un diálogo con la filosofía de Norberto Bobbio’, escrita por el Dr. Gustavo García Fong.

Hace un repaso cronológico sobre el debate teórico de la fundamentación filosófica de tales derechos, para luego enfocarse en la postura del gran jurista y filósofo italiano Norberto Bobbio (1909-2004).

En esta pequeña columna solo deseo referirme a un tema central, que me llevó a pensar en muchas cosas que estamos viviendo actualmente en nuestro país.

Entiendo que la postura del autor, sujeto principal de la investigación del Dr. García Fong, se puede concentrar en dos elementos esenciales: el fundamento de los derechos humanos no puede basarse en criterios dogmáticos, sino en el “consenso” que se va logrando a través de la historia de la humanidad, y todo ello, para sostener principalmente la íntima correlación entre los mencionados derechos y la democracia y la paz.

Por eso, quizás hasta ahora comprendo por qué me agobia un tanto cuando escucho argumentos sosteniendo que los derechos humanos son cosas “de la izquierda”.

Nada más alejado de la verdad si partimos de nuestra única condición absolutamente igualitaria: la dignidad de la persona. 

Como lo explica García Fong en la conclusión No. 9 de su obra, Bobbio se caracterizó por su recurrencia a los juicios contrarios. Es decir, a la distinción entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, lo justo y lo injusto. Inclusive hay dos obras de Bobbio que a mí me han marcado personalmente, y que ya he citado en otras columnas: ‘Igualdad y libertad’ y ‘Derecha e izquierda’.

Por eso, me pareció profundamente acertada esta observación que agrega don Gustavo en dicha conclusión: “Su filosofía (Bobbio) puede ser conceptualizada  como una cosmovisión a través de la cual intenta, una vez descartadas las posiciones radicales enfrentadas, integrar planteamientos diferentes disminuyendo las distancias. Asimismo, puede afirmarse que su reflexión ética, política y jurídica está presidida por la defensa de la dignidad y los derechos humanos…”.

Por ahí, coincidentemente leí el día que preparé esta columna (11 de marzo) lo siguiente: “Toda nación dividida contra sí misma va a la ruina y cae casa sobre casa…”.

División versus armonía; conflicto o avenencia. ¿Qué preferimos los guatemaltecos?

Por lo que entiendo de Bobbio, si desechamos las posturas extremas, muchas veces basadas en estereotipos y prejuicios, descubriremos que tenemos mucho más cosas en común y que la concordia y el consenso son la única ruta hacia la democracia y la paz.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Panamá recolecta ayuda humanitaria para enviar a Haití en cooperación con Chile

Esta ayuda será transportada el martes a Haití en un avión que Chile puso a disposición mientras que Panamá, en su condición de hub humanitario, aportará los requerimientos logísticos.

noticia Luis Figueroa
El hedor que emana del TSE

El secretismo solo lo hace peor.

noticia AFP
Demandan al príncipe Andrés por abusos sexuales en el caso Epstein


Más en esta sección

Cremas se reportan listos para enfrentar al Alianza

otras-noticias

Partir desde “cero confianza” es la mejor protección que puede ofrecer Microsoft

otras-noticias

Esta bebé descubre que su padre tiene un hermano gemelo

otras-noticias

Publicidad