[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cortes sin justicia, democracia sin gobernabilidad y economía sin empleos

opinion

La integración de cortes no es un juego para ganar o perder.

“No es la Corte, estúpido” diría el célebre asesor James Carville si le tocara analizar y sugerir una campaña en Guatemala. El recién finalizado proceso para elegir magistrados quedó en un reparto vulgar que complace a las elites políticas y económicas, aunque ello represente el hundimiento, si se puede más, del país.

Guatemala entró a lo que podría ser la fase terminal del ensayo democrático iniciado a mediados de los ochenta. La democracia electoral no superó en casi 40 años la prueba de la justicia, siendo el talón de Aquiles que impidió su consolidación.

Jugar a la democracia y a una economía de mercado sin justicia es como querer ganar una triatlón sin competir en uno de los deportes: tanto la democracia como la economía de mercado demandan para su reproducción y sostenibilidad, un sistema de justicia que goce de imparcialidad y celeridad. Si la justicia es percibida con dueño, pasa a convertirse en una mercancía donde el mejor postor predomina.

La reciente elección de magistrados a la Corte de Constitucionalidad deja al sistema de justicia sin credibilidad ni capacidad para darle oxígeno al sistema político y a la economía.

La inversión extranjera toma decisiones basada en indicadores y escenarios de predictibilidad, los cuales marcan rojo en casi todos los campos para Guatemala. Retrocedemos consistentemente en los índices de competitividad, percepción de corrupción, Estado de derecho y no digamos en indicadores de desarrollo humano.

La integración de cortes no es un juego para ganar o perder, es una condición necesaria para que el país salga del subdesarrollo político, económico y humano. Los que piensan que hoy ganaron poniendo a sus alfiles en las cortes, serán los llamados a lidiar con la conflictividad y la ingobernabilidad que se avecina.

Los actores ilegales como el narcotráfico y el crimen organizado están felices de haber logrado su mejor escenario para el engrandecimiento de sus negocios. La experiencia comparada es bastante contundente en cuanto a demostrar la cooptación total del Estado por estos grupos, cuando se amputan los órganos de justicia.

Con tal de negarle al país la posibilidad de tener un sistema de justicia creíble que juzgue a todos por igual, las elites inventaron un enemigo ideológico que según su relato, amenaza con instrumentalizar la lucha contra la corrupción y la impunidad para fines políticos.

No les incomoda la presencia real del crimen organizado, prefieren lidiar con el fantasma del comunismo. Así las cosas el país entra una etapa sumamente convulsa sin árbitros creíbles para pitar los fuera de juego y expulsar a los infractores. La batalla campal apenas empieza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
La primera fotografía de la Luna

El logro fue posible tomando una imagen de daguerrotipo de 20 minutos de duración usando un telescopio reflector de 13 pulgadas.

noticia Redacción Cultura
La Malinche, su casa y su relación con Guatemala

La hija de Rina Lazo y Arturo García Bustos habla acerca del monumento histórico en el que habitaron.

noticia Lorena Álvarez/elPeriódico
Hogares enfrentan alza de canasta básica

El precio para cubrir los gastos mínimos de alimentación llegó a Q2,991.70 en abril pasado.



Más en esta sección

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Erick Barrondo no pudo consumar otra hazaña

otras-noticias

Poesía guatemalteca: este es el nuevo libro de Carolina Escobar Sarti

otras-noticias

Publicidad