[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Arranca la República de Guatemala en 1847 (I)

opinion

“El próximo veintiuno de marzo de 1847 se elevaría a Guatemala como República”.

1846 no fue un buen año para Guatemala, pues toda la gente sufrió los voraces efectos de una tremenda depresión tropical que anegó casi todo el territorio, con grandes pérdidas de cultivos y animales, la tierra esponjosa. El presidente Rafael Carrera, a pesar de contar con 32 años, y siete en el poder, no estaba muy entero por haber recién sufrido una puñalada en la espalda que lo postró dos meses. Se la asestó un padre de una chica agraviada por el Presidente parrandero, sin que los curas hubieran podido detener su repentina pasión por el alcohol y las faldas. Según decían, había regresado a su estado salvaje. Tras convalecer reflexionó y prometió cambiar. Al sentirse bien fue en persona a ver los estragos de los torrenciales para evaluarlos. Y cabalgó con sus asistentes y soldados nativos uniformados de rojo y pudo comprobar bajo la lluvia la pérdida de sembradíos y puentes, aldeas y fincas incomunicadas por derrumbes y deslaves: la magnitud del drama estaba por encima de las capacidades de su gobierno para poder atender tantas necesidades mientras se cernía una rebelión campesina pues se iba a dar cuando el hambre cundiera entre el campesinado. Así, había iniciado su revolución campesina en 1837, con la crisis del cólera y el despojo de tierras de Mariano Gálvez a favor de un tal Marshall Bennett, y el campesinado triunfó en marzo de 1839. “Esta tierra se ha quedado muda con tanto barro mojado y no dará de comer”, le dijo el corregidor de Santa Rosa, alarmado por los oscuros nubarrones. De regreso a la capital contó lo horrendo del siniestro natural… La Sociedad Económica y el Consulado de Comercio deberán reparar los caminos y puentes más importantes. Pero las lluvias continuaron y los trabajos debieron esperar. 

Entretanto se dio un revés en El Salvador, pues los aliados de Carrera que estaban al mando del Estado fueron obligados a huir a Honduras por el liberal Gerardo Barrios, quien, con las armas, se hizo el hombre fuerte. Este a su vez apoyó a su amigo hondureño Trinidad Cabañas y sacó del poder a los aliados de Carrera en Honduras. Y no pudo evitarlo porque los estragos naturales le impidieron mandar tropas a sus aliados. Al año siguiente causó alarma la ocupación de Estados Unidos de México, mientras en Guatemala comenzó la rebelión de la montaña que seguro iba a recibir ayuda de Honduras y El Salvador. Y los problemas a enfrentar serían superlativos por lo que, según convino con su hermano Sotero, el único universitario de su familia, y Francisco Pavón Aycinena, cerebro del régimen y de linaje colonial, debían consensuar con los liberales locales para crear una Guatemala unida para superar los problemas urgentes del campo, pues iban a proliferar las bandas de forajidos que ya claman contra la familia Carrera en oriente. En la sesión entre liberales y conservadores que este organizó, él representaba al estamento rural maya y a sus oficiales pardos de origen rural. Allí les dijo a los dirigentes criollos de ambos partidos que, si se unían todos, no veía problema alguno para que los partidos tomaran las riendas del gobierno con tal de dar aliento a la nación sin lidiar con las armas. Los criollos aplaudieron porque al fin el poco letrado y feo montañés hablaba con la razón, felices con la idea de democratizar el país con elecciones libres. Así, al darse una nueva Asamblea, podrían expulsarlo del poder. Ambos partidos estaban cansados que un habilidoso caudillo pardo se impusiera sobre ellos. Algunos decían que el salvaje al fin se rindió a los signos libertarios de los tiempos.

Carrera mismo sabía que él iba a quedar fuera del poder pues, además, la montaña estaba a punto de explotar. Le agradó que el proyecto de Constitución quedó en manos de los liberales Pedro Molina y Alejandro Marure, su nuevo mentor, con quienes mantenía amistad, y el conservador Gregorio Urruela, según convino con el alcalde capitalino Rivera Paz. El próximo veintiuno de marzo de 1847 se elevaría a Guatemala como República.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Inflamación: clave para combatir el cáncer de mama

Investigaciones revelan cómo las células del cáncer de mama que se desarrollan durante o después del embarazo pueden formar tumores más agresivos.

noticia AFP
Empleados federales de EEUU sin vacuna anticovid deberán usar máscara y testearse
noticia Rony Ríos/rrios@elperiodico.com.gt
En cuatro meses han muerto 1,580 personas por COVID-19

De las más de 400 mil personas mayores de 70 años solamente 80 mil 200 se han registrado
en el sistema electrónico.



Más en esta sección

Autoridades reportan un ataque armado en contra de un comunicador en Chiquimula

otras-noticias

Luis Martínez, séptimo del mundo

otras-noticias

Por primera vez astrónomos ven luz detrás de un agujero negro

otras-noticias

Publicidad