[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Por qué las odian tanto?

opinion

Violencia contra las mujeres.

En 2019 estuvo en Guatemala el jefe de corresponsales de México, Centroamérica y el Caribe de ‘The New York Times’, Azam Ahmed. Vino a trabajar un extenso reportaje sobre violencia contra mujeres. Azam me dijo: Guatemala tiene la tasa de femicidio más alta del hemisferio. “¿Por qué acá odian tanto a las mujeres?”

Hay tantas razones de irrespeto de la vida humana, y en contra de la mujer en particular. Muchas remiten a las taras machistas y demostración enfermiza de sometimiento sexual y de género en todas sus manifestaciones. No son ajenas al contexto de desigualdad social, discriminación y racismo, ni a las altas tasas de violencia e impunidad; la expansión a todo trote del crimen organizado (señaladamente, la trata de personas), el hacinamiento (pues la pobreza recrudece), las migraciones que desmembran familias y el cambio de roles en el trabajo y responsabilidades en los hogares.

Durante el atípico año de pandemia recrudeció la violencia contra la mujer. La tasa de femicidios fue elevadísima, 6.1 (por 100 mil mujeres), que se compara con la de Honduras en 2019, la más alta del hemisferio occidental. Un reporte que circuló este fin de semana, elaborado por el Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades), ‘Violencia contra niñas, adolescentes y mujeres’, basándose en estadísticas del Inacif, revela datos escalofriantes.

Desde enero de 2020 hasta febrero de 2021, fueron asesinadas 569 mujeres. Esto es, cada semana, en promedio, más de nueve mujeres perdieron la vida de manera violenta y deliberada. Más de cinco de cada diez fallecieron por arma de fuego, más de tres fueron asfixiadas, y más de una de ellas murió por arma blanca. Enero de 2021 ha sido el más crítico: fueron asesinadas cada semana 17 mujeres, en promedio. Y hubo casos de niñas de apenas tres y ocho años, que sacudieron a la sociedad.

Pero ahí no termina el reporte. En 2020 se denunció la desaparición de 1,122 personas: el 61.5 por ciento eran mujeres y el 60 por ciento menores de edad. Del total de desaparecidos entre 15 y 19 años de edad, el 50 por ciento son mujeres. Esto nos habla de cómo está golpeando a las jóvenes la trata de personas, esa ascendente y repugnante forma de esclavitud del siglo XXI. La tasa de desaparición de mujeres es 13, que se compara con 8.5 de hombres.

Las agresiones sexuales del último año son también alarmantes: más de seis por cada 100 mil mujeres. Y el maltrato y la violencia doméstica contra la mujer alcanzó la preocupante tasa de tres; en el 70 por ciento de los casos los perpetradores son los convivientes. Es en Izabal, Escuintla y Chiquimula donde se registran los mayores números de femicidios. Y en Las Verapaces, Petén y Sacatepéquez, las mayores denuncias de violencia doméstica.

Frente a este cuadro, que está configurando un patrón grave contra la vida, dignidad e integridad de la mujer, ¿qué responde Giammattei? Pena de muerte, o sea, populismo penal, que da pena. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Santiago Cruz canta con Alejandro Sanz en medio del dolor por Colombia

El cantautor colombiano afirma que cumple un sueño al cantar con el español, pero que su alegría se ve nublada por la situación en su país.

noticia José Manuel Patzán/elperiodico
Mynor Moto es declarado prófugo de la justicia

Jueza ordena arraigo y autoriza fabricación de afiches para su captura.

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
FECI solicitará declarar en rebeldía a Moto y Herrera

Moto y Herrera no fueron localizados ayer durante los allanamientos.



Más en esta sección

Inútil empate de Comunicaciones

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Erick Barrondo no pudo consumar otra hazaña

otras-noticias

Publicidad