[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Industrias Creativas: Un motor de la economía

opinion

Las actividades culturales generan más del siete por ciento del PIB

Las industrias creativas representan una fuerza económica en la que confluyen talento, propiedad intelectual, conectividad y herencia cultural. Hace algunos años, un estudio del Ministerio de Cultura reveló que el sector de las industrias culturales en Guatemala generaba el equivalente al 7.3 por ciento del PIB y que, además, no solo crecía más rápidamente que el resto de sectores económicos, sino también generaba numerosas fuentes de empleo y gozaba de una elevada productividad.

La economía creativa no se circunscribe a las artes tradicionales; incluye toda actividad cuyo valor agregado se base en la propiedad intelectual: arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanía, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, moda, música, publicidad, radio-televisión, juguetes, y –crecientemente– videojuegos. Es altamente probable que muchas de estas actividades hayan aumentado su aporte a la economía en años recientes, y aún más durante la pandemia, cuando el comercio de servicios creativos ha encontrado en las nuevas formas de intercambio y comunicación un ambiente propicio para prosperar.

Actividades creativas como los videojuegos prometen convertirse en un pujante motor de la economía cultural, aunque muchos tradicionalistas se resisten a aceptarlas como manifestaciones artísticas. Pese a esa resistencia, varios videojuegos ya han aparecido en prestigiosas colecciones de museos y han sido definidos como piezas creativas valiosas. Es cuestión de tiempo: no hay que olvidar que el cine también enfrentó una resistencia similar antes de llegar a convertirse en el “séptimo arte”. Hoy, esas expresiones creativas conjuntan la narrativa, la música y el arte visual, y las estructuran mediante la tecnología para lograr –utilizando luz, sonido, lenguaje– una creación que es capaz de expresar, transmitir y provocar emociones y experiencias de una manera única. Es decir, son un arte.

Los cambios sociales y culturales generados por la pandemia aconsejan poner en valor el potencial económico y social de las industrias creativas y, en consecuencia, impulsar políticas culturales eficientes que promuevan condiciones propicias para la creatividad y la cultura. Estas políticas deben incluir el resguardo de los derechos de propiedad intelectual y el acceso masivo a Internet, que son clave para las nuevas actividades creativas. De lo contrario, el trabajo de muchos creadores y artistas que se están adaptando –contra toda adversidad– a las nuevas realidades sociales y tecnológicas pospandemia, quedará sin incentivos para florecer y expandirse.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Congresistas Sires y Torres solicitan Biden abordar la migración irregular
noticia Enrique García/ Evelin Vásquez/elPeriódico
Diputados elegirán hoy a magistrados de la CC

Dina Ochoa y Luis Rosales entre los favoritos del Ejecutivo y la alianza oficial.

noticia AFP
Rusia multiplica las maniobras militares en el mar Negro

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Día del Maestro: la docencia y el laberinto que no se ve tras la pantalla

otras-noticias

Se reporta 99 desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Florida

otras-noticias

El ingrato abandono del litoral

otras-noticias

Publicidad