[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El sentido histórico de las luchas de las mujeres

opinion

Es tan desigual la realidad, que hoy la mayoría de las mujeres en países pobres, no marchan por las calles.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, debe reflexionarse sobre las raíces históricas de esta larga conmemoración, que nace y brota de un movimiento de mujeres trabajadoras que desafiaron su época con conciencia, exigiendo justicia y respeto mínimo para lo que producían, para sus vidas y las de sus familias.    Eventualmente esa lucha fue reconocida, aunque de manera lenta, y terminó siendo adoptada por el movimiento feminista, que parece haber diluido parte de la esencia que dio vida a esa voz colectiva y que ha ido marginando el contenido radical alrededor del derecho al trabajo que fue justo lo que la impulsó. 

Por eso, una de las exigencias de hoy, debe ser escapar de la mercantilización y la falta del sentido histórico que han envuelto esta evocación para que se sepa que las demandas y la resistencia que dieron inicio a este proceso están profundamente conectadas con las luchas actuales de las mujeres en países, pobres y desmantelados, como Guatemala, y que la pelea es diaria, constante y muchas veces se paga con la vida. 

Es tan desigual la realidad, que hoy la mayoría de las mujeres en países pobres, no marchan por las calles. Dado que una buena parte de ellas están en sus comunidades defendiendo su territorio con su mente, cuerpo y emociones, luchando por la justicia y el bienestar colectivo. 

Mientras en las grandes metrópolis, la conmemoración ha sido adoptada por sectores feministas relativamente privilegiadas que son quienes tienen la posibilidad de salir y alzar la voz. Para el caso de Guatemala, es a partir de que el Estado asesinó a las niñas del Hogar Seguro en marzo de 2017, que la protesta adoptó un sentido colectivo que, por fin, está intentando atravesar las barreras de clase. Aun así, hoy, la mayoría de las mujeres urbanas están dejando su trabajo en maquilas, en casas, en la informalidad de las calles o en trabajos donde buscan sobrevivir. La mayoría despolitizadas por el sistema capitalista violento que no da tregua para respirar menos para organizarse. 

Para ciertos colectivos urbanos, ONG progresivas e instituciones el reto, pensando en la justicia para las mujeres, continúa siendo ¿cómo afrontar de manera equitativa la espinada brecha que existe entre los mundos urbanos y rurales?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Barrios Carrillo
“La mujer obedeciendo manda”
noticia Helmer Velásquez
Cavernas del Periférico, ¿turismo municipal?

Vidas en peligro.

noticia EFE
El acuerdo sobre polémico gasoducto levanta ampollas en Ucrania y Rusia


Más en esta sección

Un incendio destruye parte del acervo de la Cinemateca de Sao Paulo

otras-noticias

Autoridades reportan un ataque armado en contra de un comunicador en Chiquimula

otras-noticias

Luis Martínez, séptimo del mundo

otras-noticias

Publicidad