[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Una oportunidad de refundación para la Usac

opinion

Para mi hermano “Gurito”, a 40 días de su partida.

Gran parte de la ciudadanía guatemalteca se pregunta, una y otra vez, por qué la sociedad guatemalteca es tan reacia a tomar las riendas de su destino. La pregunta se vuelve más crucial en la medida en se vive en medio de una corrupción que ha hecho un negocio de la muerte. Ya sabemos que se puede llegar más bajo cuando se trata de la abyección. ¿Cómo empezar un proceso para desplazar a esta ralea de figurines despreciables de la desvergüenza?

De manera súbita, dentro de la situación caótica que vivimos, se empiezan a abrir los caminos. Hemos asistido, con indignación suprema, a una pandemia que sirvió únicamente como una oportunidad para el latrocinio más descarado mientras muchos hogares se llenaban de luto. Pero ahora vemos la posibilidad del rompimiento.

Yendo más allá, nos llena la esperanza la posibilidad de la caída de un gobierno repleto de mentirosos e incapaces. A un nivel más inmediato, sin embargo, los universitarios vemos con sorpresa la caída de la cleptocracia y mediocridad sancarlista. Se abre, entonces, la posibilidad de transformar una institución que le ha fallado al pueblo que la financia. Esta oportunidad no debe ser desaprovechada con otras maniobras de poder a lo interno de la Usac, porque de lo que se trata es de ayudar a construir un futuro justo en el que todos los guatemaltecos quepamos, con dignidad y respeto. Es hora de concebir un futuro y la universidad nacional es clave para ello.

La situación se presenta complicada y no se puede esperar más tiempo. Los estallidos sociales empiezan a multiplicarse —lo prevé hasta el Fondo Monetario Internacional, institución que, por cierto, no tiene una vocación democrática. Por eso, como lo dice nuestro colega Marco Fonseca, ya no se trata tan solo de recrear una sociedad transparente, sino una sociedad justa. Por esta razón, los universitarios conscientes no podemos permitir otro juego de las elites para que sigamos el mismo libreto de injusticia e ingobernabilidad, ya bicentenario.

Uno de los aspectos que debe enfatizarse es la necesidad de la movilización juvenil. Por lo general, los movimientos que han transformado la humanidad están mayoritariamente compuestos de jóvenes, muchos de ellos estudiantes. La juventud actual tiene un futuro telúrico que no se puede agotar en el mundo fragmentado de las redes sociales. No se puede vivir en un presentismo eterno en el cual el futuro es una catástrofe segura. Contamos con ese colectivo de jóvenes entusiastas que luchan ardientemente por la justicia.

Pronto los problemas serán apremiantes y esta es la oportunidad de poner sobre el tapete asuntos como el mal uso de los recursos naturales. No se trata de que tome el poder otra elite avorazada, sino de que se sienten las bases de una verdadera democracia, substantiva y basada en una visión real de los problemas que enfrentan los sectores más vulnerables. 

Como universitario de toda la vida, pido que aprovechemos esta ventana de oportunidad para escapar de las garras de la cleptocracia y la mediocridad sancarlista. Debemos involucrarnos en el cambio que necesita nuestra universidad: no debemos dejar que persista el germen de la corrupción que puede volver a fortalecerse.

Se necesita eliminar el CSU porque esta es la cámara de la corrupción y proponer un proceso rápido de reforma universitaria. Es necesario organizar un equipo de universitarios que marque la recuperación de la universidad en un plazo razonablemente corto. El futuro, al final, se está revelando más acelerado de lo que pensábamos. Apoyemos la lucha contra la corrupción, pero también exijamos un orden respetuoso de la dignidad humana. Si la tarea que ahora nos enfrenta es rescatar la justicia, hagamos, como universitarios, que esta no sea solo transparencia, sino realización de los valores de un equitativo pacto ciudadano. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Rescatan a cuatro menores de edad en Jalapa

El MP coordinó un operativo para rescatar a menores que fueron retenidos con el fin de explotarlos sexualmente.

noticia AFP
Vergüenza, frustración y sueños remotos en las “colas del hambre” de Madrid

En España, un cuarto de sus habitantes se encontraban ya en riesgo de pobreza o exclusión social en 2019, una de las tasas más elevadas de Europa. Y la pandemia se ensañó más con los más vulnerables.

noticia Salvador Paiz
¡Vamos juntos por un regreso a clases seguro!

En 2020 la pandemia obligó a las escuelas de todo el mundo a cerrar sus puertas para proteger a los estudiantes del COVID-19. Fueron millones de niños a los que se les vedó el acceso a sus clases, sus amigos, sus maestros y su escuela, su refugio. Tras un año de encierro, esta semana inicia un movimiento para lograr ese regreso a clases seguro que tanto añoramos.



Más en esta sección

El “Dream Team” en tiempos de abundancia

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

MP solicita una segunda orden de captura en contra de Mynor Moto

otras-noticias

Publicidad