[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Chapines unidos contra la corrupción

opinion

Guatemala aplaude al campeón nacional  contra la impunidad Juan Francisco Sandoval.

Somos diferentes los guatemaltecos pues unos venimos de los pueblos originarios o bien del proceso biocultural del mestizaje, lo que ha hecho difícil  que nos entendamos, pero ahora lo hemos logrado al fin, pues la inmensa mayoría rechazamos la corrupción de los políticos, empresarios, militares, sindicalistas, alcaldes venales, y de otros más, porque han hecho del presupuesto público una piñata que afecta a todas las etnias y clases sociales. La corrupción ha provocado la descomposición de la economía y de las instituciones con el efecto más terrible de las emigraciones al norte, por la falta de empleo, educación, salud…

Para entendernos mejor creo que debemos dejar atrás los vocables indio y ladino  porque los impuso el colonizador europeo racista, pues ambas son palabras despectivas. Ladino hablaban en el siglo XVI los judíos sefarditas que fueron expulsados de España y se refugiaron en Turquía. El diccionario de la Real Academia Española dice que ladino es “astuto, sagaz, taimado. Léxico ladino. El Salv., Guat., Hond., Méx. y Nic. Persona que es mestiza y habla español”. Acá llegaron a Chiquimula familias pobres ladinas (sefarditas) procedentes de España en la Colonia. ¿De ahí nació el vocablo ladino? En la Colonia hubo en el continente variedad de castas que inventaron los españoles y criollos para sentirse puros de sangre (aunque eran mestizos). Indio es un equívoco de Cristóbal Colón para llamar a los nativos del nuevo continente cuando creyó que había llegado a la India, de ahí los “pueblos de indios”. Para afirmar su identidad un guatemalteco debe rechazar ser indio o ladino. Yo soy mestizo pero no me considero ladino pues no soy sagaz o taimado. Y la etnia ladina no creo que exista.  Los pueblos originarios de acá optaron por ser llamados mayas. Y eso vale.

Mario Antonio Sandoval criticó el proyecto AID-IMPARD (Alianza de los Pueblos Indígenas para los Derechos y el Desarrollo), con la Fundación Indígena FSC. Y con razón pues me parece que el proyecto hace un “llamado de la Tribu”, que podría generar más polarización como él lo indica. Pero no por dejar de lado a la “etnia ladina”, que es mayoritaria, como dice Mario, quien se adhiere a la dicotomía de Guzmán Bökler “indio” y “ladino” que está desfasada porque cada etnia tiene clases sociales en su seno (las de arriba explotan a las de abajo) en este país pluriétnico y pluricultural que el proyecto esquiva. Además, el problema del campesinado es uno y debe ser visto como un todo a nivel local y nacional para darle una respuesta integral, sin prejuzgar o privilegiar etnias. Hay que  basarse en conceptos como la inclusión y desarrollo sustentable valedero para todos, como postula el PNUD, no para fomentar la división. Aunque hay espacios propios entre los pueblos originarios como el derecho consuetudinario que debería regularse en defensa de los derechos humanos.

Entretanto, ahora tenemos que ponernos una sola camiseta, la de la lucha unida contra la corrupción y la impunidad, que opera en las clases altas y medianas y en todas las etnias, para librarnos de esa minoría de aprovechados que afecta a todas las clases sociales y etnias, y solo velan por su impunidad. Esa minoría que ha llevado la democracia  a la cloaca institucional. Para ello urge que todos juntos y la Sociedad Civil encabezada por CODECA, luchemos contra ese flagelo, luchemos por la justicia contra la desigualdad, la opacidad, el cinismo y el Estado oligárquico manejado por la elite  traspasada por el crimen organizado y sus secuaces políticos, magistrados y demás impresentables en todo el territorio nacional.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque/elPeriódico
Kron sin aclarar venta de supuestas pruebas falsas de COVID-19

La empresa no proporcionó el documento que compruebe que no falsificó el certificado de calidad de los test.

noticia Luis Fernando Andrade Falla
Israel: gobierno de unidad nacional

Un gobierno de unidad nacional en Israel podría ser un referente de lo que nuestro país requiere.

noticia Edgar Balsells
Foppa y las democracias de fachada

Las maniobras políticas en contra del enérgico abogado me hicieron recordar una columna que escribí en julio del 2012.



Más en esta sección

Universidad Da Vinci de Guatemala, celebrará “Congreso Alternativas a la Migración Irregular”

otras-noticias

Cinta inédita de John Lennon se subasta en Dinamarca

otras-noticias

Libertad financiera: ¿Cómo crear una estructura de ingresos que no requieran inversión de tiempo?

otras-noticias

Publicidad