[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

No sólo son #LasCortesQueQueremos. Es cómo avanzamos hacia la justicia.

opinion

Construir la justicia siempre es un pulso entre dos opuestos: la indignación y la esperanza.

Sobran los motivos para enojarse. El último año se incrementó el hambre, la gente perdió casas y fuentes de alimentación y de ingresos. Una segunda epidemia de violencia se ha llevado a docenas de mujeres y niñas, ante un gobierno indolente que sólo busca esconderse de la crítica.

La reacción más comprensible de la ciudadanía es la que observamos: Suspiramos, bajamos la cabeza y –como nos han enseñado los últimos meses– tratamos de mantener un poco de coherencia ante la avalancha de problemas que vemos en nuestro alrededor. Nos ayudamos a salir adelante, pero no queremos pensar en política porque hecho tras hecho nos confirma que esta solo sirve a los grandes grupos de poder económico.

El problema es que el cinismo les da la victoria, precisamente, a estos grupos. Por eso es que, hace unos días, se me ocurrió montar una campaña que trata de darle a la palabra a la gente sobre cuáles son #LasCortesQueQueremos, merecemos y necesitamos. La premisa es que una justicia independiente y funcional es clave para que se logren otros objetivos de país, como que la gente pueda tener mejores oportunidades y pueda vivir en paz.

La pregunta de la campaña puede parecer como tratar de apagar un incendio con un vaso de agua. La Corte de Constitucionalidad es la última joya de la corona luego de que las mafias han cooptado el ejecutivo, legislativo, judicial y fortalecido sus amistades con la Fiscal General y las cámaras empresariales. No obstante, realmente intentar imaginar y visibilizar cómo se verían unas cortes que sí responden a su función, proteger y velar por la protección de derechos y libertades de toda la población, y donde sus magistrados no son peones de las mafias que negociaron su nombramiento es un paso fundamental para promover un cambio.

Esto va más allá. El elemento del deseo es importante: ¿Qué corte realmente deseo que exista? ¿Cómo se ve una persona que me daría confianza ver en la magistratura? ¿Qué tipo de justicia estamos tratando de construir en el país? Todas estas preguntas nos remueven del pantano mental que supone hablar del problema generalizado de corrupción, impunidad, autoritarismo e injusticia que, sin dejar de ser real, es un obstáculo al pensamiento productivo. Primero hay que trazar un punto en el mapa hacia el cual caminar.

Además, este es un recordatorio de que la justicia ha avanzado cuando las mismas personas han perseverado en su búsqueda por obtener formas de justicia muy concretas: Las mujeres indígenas que buscaron que los tribunales reconocieran los hechos de violencia sexual que el ejército usó contra ellas como arma de guerra. El pueblo Ixil que denunció el intento sistemático del Estado por eliminar su existencia e identificó la responsabilidad en el más alto nivel del Estado. Las mujeres que, hastiadas de encontrar una respuesta negativa ante los asesinatos de sus hijas, fueron y demandaron al mismo Estado para que este se pusiera a buscarlas y encontrara a los culpables de sus asesinatos.

Sería un error pensar que el avance de más de cien casos contra redes de corrupción enquistadas en el Estado es distinto. Esto también se debe al compromiso de mujeres y hombres valientes que, desde las mismas instituciones, desafían los constantes ataques, intimidaciones, denuncias penales y administrativas y una persecución mediática constante por hacer su trabajo. Su guía es la noción, básica pero poderosa, de que su trabajo contribuye a hacer más cercana la posibilidad de que Guatemala sea un país justo.

Si hay un asomo de construir y vivir la justicia en Guatemala es porque reconocemos su labor y construimos sobre ella. Que la historia recuerde el trabajo que hoy hacen los electores de la próxima Corte de Constitucionalidad: ponerse del lado de la injusticia pesará sobre ellos por generaciones.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Bibi la Luz González / Nuevas Narrativas
Una nueva narrativa para la nutrición

Las direcciones de nuestras miradas inciden en la desnutrición crónica.

noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
Alza de materias primas impacta costos de producción alimenticia

Los productores advierten que el incremento inciden en la cadena de alimentos.

noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Personas hacen largas filas para realizarse una prueba de COVID-19

Personas buscan distintos centros móviles para realizarse la prueba de hisopado.



Más en esta sección

San Juan de Dios dirige 27 compras de pruebas de COVID-19 a un solo proveedor

otras-noticias

Las organizaciones y grupos que participarán en el paro nacional

otras-noticias

Exjefe de la FECI reitera razones por las que fue destituido

otras-noticias

Publicidad