[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Medimos lo que se hace, no lo que deja de hacerse

opinion

 Actuar es la consigna.

Uno de los problemas de la estructura informativa de medios de comunicación y de balances generales de la contabilidad de las empresas, es que reflejan lo que se hace, no lo que se deja por hacer. De la misma forma, las personas hablan de éxitos y pocas veces de oportunidades perdidas por falta de decisión, energía y de saber vivir en incertidumbre. Los gobiernos, presentan cada año su recital de logros, pero jamás presentan el costo de oportunidad de no haber hecho los nombramientos, cambios de leyes, proyectos, fiscalización o no haber atacado de fondo los problemas. Los grupos ambientalistas resaltan la necesidad de lograr un estado de cuenta de contaminación y no de tibias medidas de remediación. No se acostumbra a medir las oportunidades perdidas, los proyectos no iniciados y los miedos que paralizan. Siempre es mejor actuar que solamente estudiar opciones. El camino se hace andando.

Guatemala logró, en 2020, la menor contracción económica de América Latina: un éxito positivo y que debe elogiarse al gobierno, las empresas y las personas por su actitud decidida de trabajar en medio del COVID-19. Demuestra una vez más que en las crisis, los guatemaltecos sabemos sacar lo mejor de nosotros y resistir los malos tiempos. Lo que nunca hacemos bien es retomar el camino después de la emergencia. Ya pasaron los primeros 12 meses desde el anuncio de la crisis y todavía no se tiene un plan de reactivación conocido, financiado y promocionado a nivel nacional. Cada quien como puede y donde puede. No se entiende que el Congreso no tenga en agenda un listado de iniciativas que impulsarían de nuevo a la economía y que apruebe una iniciativa cada semana. Ojalá no ocurra con el programa de reactivación lo que ocurre con la elección de Cortes. No les interesa el país, les interesan los intereses espurios. Y el tiempo pasa.

Desde lo público hay solamente tres acciones concretas: la primera, un urgente plan de inversión en infraestructura con capital privado o alianzas público-privadas, cuando posible, con total transparencia dentro de un nuevo modelo de gestión de la infraestructura vial sin la corrupción que evidencia el modelo tradicional; segundo, una agenda de atracción de inversiones nacionales e internacionales orientada a mejorar la oferta de bienes y servicios locales y la exportación, especialmente a Centroamérica y los Estados Unidos, con la necesaria facilitación de trámites de operación y de envío de bienes; y, tercero, un programa de financiamiento bancario agresivo para pequeños y medianos emprendimientos que requieren recuperar su capital de trabajo poscrisis, dentro de una iniciativa de garantías a los bancos que debe implementarse. 

Esto complementado con un programa social agresivo y con Cortes independientes, son pilares fundamentales del cambio necesario. No actuar es ser cómplice o inconsecuente. Es tiempo de hacer lo que nunca se hace, no de presumir lo poco que se hace. Actuar es la consigna.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia María Elena Schlesinger
Vocablos coloniales
noticia Mario VARGAS LLOSA
Asomándose al abismo

Piedra de Toque

noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Caso por falsificación de certificados continúa en una fiscalía con magros resultados

La Fiscalía Metropolitana tiene una efectividad de 0.93 por ciento, según el Mirador Judicial.



Más en esta sección

Premios Emmy: Las predicciones comienzan a cumplirse

otras-noticias

Infamias indignantes en la frontera las ultimas dos semanas

otras-noticias

París SG gana y Messi se molesta tras ser sustituido

otras-noticias

Publicidad