[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Lo bueno, lo malo y lo feo

opinion

Luces y sombras del desempeño económico de guatemala.

Es un hecho que la economía guatemalteca decreció en 2020 mucho menos de lo que lo hicieron los demás países del continente; pero también es cierto que nuestro repunte económico en 2021 será menos dinámico que el de esos otros países. Es importante poner en claro las razones por las cuales nuestra economía ha sido demostradamente estable y resiliente ante esta (y la anterior) crisis mundial pero, a la vez, su velocidad de crecimiento ha sido estructuralmente lenta e insuficiente, acentuando nuestro rezago en términos de ingresos y bienestar de la población. 

Lo bueno de nuestro país (es decir, lo que permitió que el impacto económico de la pandemia fuera menos severo) tiene que ver con que, al contar con unas condiciones monetarias y fiscales sólidas, fue posible adoptar oportunamente las medidas que soportaron la demanda interna –pública y privada–. Asimismo, el admirable esfuerzo de nuestros compatriotas migrantes –que en buena medida acudieron a sus ahorros para enviar remesas a sus familiares acá en casa–, así como la notable diversificación de nuestra base exportadora, sostuvieron el consumo de los hogares y la producción agroindustrial. Todo ello en un entorno en el que, afortunadamente, la velocidad de los contagios, aunque severa, nunca se tornó catastrófica.

Lo malo –el gran lastre– de nuestra economía es que, aunque tres de los cuatro motores de la producción nacional (el consumo de los hogares, el gasto público y las exportaciones) resistieron el embate de la pandemia, el cuarto motor (la inversión) se desplomó. Lo que es peor, la inversión era desde antes de la crisis el motor más pequeño e ineficiente del aparato productivo, razón por la cual el crecimiento económico de Guatemala ha sido el segundo más lento de toda Latinoamérica en los últimos 40 años y nuestras perspectivas de largo plazo continúan siendo menos que mediocres. 

Lo feo es que, detrás de esa paupérrima tasa de inversión subyace una famélica red de instituciones públicas que, por un lado, genera un ambiente de perenne incertidumbre y, por otro, impide que el Estado preste los servicios públicos esenciales que está llamado a proveer (seguridad, justicia, educación y salud primarias, infraestructura vial), todo lo cual se traduce en una baja productividad sistémica y en un clima adverso para que los negocios y los empleos florezcan. 

La tarea clave es la de corregir lo malo (y lo feo), pero sin destruir lo bueno. En el afán de reformar el Estado, no debemos caer en el error de echar por la borda las pocas –pero cruciales– fortalezas de nuestra economía: la estabilidad macro, la apertura comercial, la diversificación de la base productiva y la inclinación natural del guatemalteco al libre emprendimiento. Pero igualmente, en el afán de preservar la estabilidad y resiliencia macroeconómica, no debemos caer en el inmovilismo que no admite (o ni siquiera ve) la necesidad vital de reformar las instituciones estatales. El desafío que enfrenta hoy Guatemala es el de preservar las virtudes de su economía y, a la vez, corregir sus profundas debilidades estructurales. Para ello, se necesitan luces y determinación, pero también prudencia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez
Contracción del PIB en el tercer trimestre fue de 1.8 por ciento

Los sectores que sobresalieron a pesar de la pandemia en 2020 fueron la agricultura, ganadería y pesca.

noticia AFP
Barcelona será sometido a un duro examen

El Barcelona, con su capitán Lionel Messi en plena racha goleadora, espera el martes al París Saint-Germain en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, con la remontada de 2017 en el recuerdo.

 

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
AGJI rechaza intimidación contra jueza que suspendió la elección del CANG

Piden a CSJ garantizar un ambiente libre de presiones e intimidación para la jueza.



Más en esta sección

La cadena de mando que autorizó la compra de pruebas falsas

otras-noticias

Las Cortes que queremos

otras-noticias

Guatemala recibirá vacunas de Sputnik en marzo y de Pzifer en abril

otras-noticias

Publicidad