[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Tal vez ya perdí la cordura, pero…

opinion

Guatemala es insufrible y cooptado, pero aún funciona como país.

Por todos lados escucho decir a la gente que Guatemala es un Estado fallido, y realmente no creo que lo sea… al menos todavía no. Guatemala es un Estado sumamente débil, pero aún provee servicios, por más que sean de mala calidad. Tenemos un congreso, que por muy nefasto que sea, sigue legislando. Tenemos un sistema de cortes, que por muy compradas que estén y vivamos en el paraíso de la impunidad, aún se dictan sentencias. Tenemos un Presidente, que por muy incompetente y que sea de la misma calaña de los políticos de siempre, está al mando de la primera magistratura del país. Guatemala es insufrible y cooptado, pero aún funciona como país. 

 Un Estado fallido para mí es, por ejemplo, Somalia, en el Cuerno de África. Es en este país olvidado por Dios que realmente identificamos un Estado colapsado y por ende, fallido. Somalia es un país casi seis veces más grande que Guatemala en cuanto a extensión territorial, y su Estado solo tiene el alcance para gobernar ciertas zonas de la capital, Mogadiscio. El resto del inmenso territorio de este país africano es controlado por clanes y señores de la guerra que están en constante conflicto. El Estado somalí no provee servicios, a duras penas tiene una burocracia como tal, no se diga si es funcional o no.  

El título de mi columna hace alusión a un ideal que tengo para Guatemala, y cuando lo describa entenderán porqué (si tomamos en cuenta nuestra historia de autoritarismos) puede que sea una locura. Daron Acemoğlu, James Robinson y Amin Maalouf, con los diversos libros que he leído, han tenido una influencia muy grande mi pensar. Ante la latente debilidad del Estado guatemalteco, lo que necesitamos es “fortalecer” a dos actores clave en toda democracia sana: la sociedad civil…y al Estado. Esto último es chocante de decir en nuestro país, con toda razón. 

Por eso puse entre comillas fortalecer, porque lo que necesitamos es un Estado fortalecido, no uno autoritario. Fortalecido para que pueda proveer servicios públicos de calidad, para que pueda velar por la población a la que se debe, pueda brindar seguridad y garantice la igualdad ante la Ley, sin importar si hablamos de un digno barrendero o alguien de cuna noble. Y parte esencial de esta receta es que igual de fortalecido debe de estar la sociedad civil, que ejerce de guardián que fiscaliza y tiene encadenado (controlado) el actuar del Estado. Con la sociedad y el Estado fortalecido, se puede empezar a soñar con vivir en un país sin lamentar tragedias a diario. 

La revolución conservadora de Thatcher y Reagan, acentuada por el neoliberalismo  (que ha llevado al debilitamiento sistemático del Estado), cortaron de raíz programas sociales, han implementado programas de austeridad y han reducido el papel del Estado a su mínimo posible. Todo esto ha provocado una oleada de descontento social a nivel mundial, que a su vez es terreno fértil para populistas y líderes autoritarios. No es coincidencia que tras años de estas políticas neoliberales, veamos auges de populismos y autoritarismos en todo el mundo. Cierro con esta elocuente frase:

“Aunque sea sensato admitir que el Estado, como decía Reagan, puede ser el problema, es completamente legítimo preguntarse si la ausencia del Estado no es, en algunas ocasiones, un problema más grave”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia IN ON CAPITAL
Ganadores y perdedores del proyecto de ley bipartidista

Compañías de Internet y de transporte figuran entre las ganadoras.

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Guatemala no ha mejorado servicios de atención médica para personas con VIH

El país fue condenado en 2018 por no haber brindado atención médica a personas que habían contraído la enfermedad.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
“Dayana”, la perrita que fue expulsada del MP, busca un hogar


Más en esta sección

UCEE ha adjudicado Q274.4 millones para remozar escuelas e institutos

otras-noticias

Delincuentes uniformados

otras-noticias

Energía volcánica para el minado de bitcóin

otras-noticias

Publicidad