[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Democracia y formación política

opinion

Es hora de ocuparnos por mejorar los preceptos constitucionales y legales.

La Democracia, según expresión atribuida al gran estadista británico Winston Churchill, “es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre; con excepción de todos los demás”, palabras que resultan muy certeras, siempre y cuando se trate de sistemas políticos verdaderamente democráticos o, en todo caso, de sociedades que de manera auténtica persigan la profundización de los principios democráticos.

Guatemala es un país en el que, a tenor del artículo 140 de la Constitución Política de la República (CPR), el “sistema de gobierno es republicano, democrático y representativo” y en el que la soberanía (artículo 142) “radica en el pueblo quien la delega para su ejercicio, en los organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial”, prohibiendo taxativamente la subordinación entre estos poderes.

Tal precepto constitucional a estas alturas de nuestra aún joven democracia, pareciera una expresión del diente al labio, ya que es plausible el deterioro de nuestro sistema político derivado no solo de la deficiente delegación del poder soberano del pueblo en elecciones en las que terminamos votando por candidatos que no representan al pueblo que los elige y en la que se ha vuelto corriente la influencia de unos poderes sobre otros, o la nada práctica republicana relativa a que los presidentes “deben” tener una propia bancada oficialista para poder gobernar, aunado a la efímera existencia y actual ausencia de partidos ideológicos, y la consiguiente e impresionante carencia de formación política en los cuadros dirigenciales de la mayoría de los partidos políticos y no digamos en las personas electas como funcionarios o como “representantes” de los electores.

Si bien es cierto que son necesarios cambios constitucionales (artículo 157 CPR) para mejorar el sistema electoral, cabe destacar la importancia de promover la formación política de los ciudadanos, tanto en las escuelas, institutos y entidades de enseñanza superior; pero, sobre todo, en el seno de los partidos políticos a quienes debería condicionarse por ley la famosa “deuda política” para que estos recursos financien la formación política y el análisis de la realidad nacional.

Aunque podría afirmarse que en el inicio del actual periodo democrático en 1986 se percibía una mayor identificación y compromiso con los principios democráticos por parte de los actores políticos y de la ciudadanía en general, es innegable que desde los primeros años se percibió el deterioro leve primero y años más tarde cada vez más creciente, indudablemente debido al Conflicto Armado Interno por el que factores reales asumieron cuotas de poder en una Centroamérica agobiada por graves problemas internos al menos en tres países, la toma de cuotas de poder que gradual y progresivamente causaron el deterioro, sentando las bases para el grave desvío sufrido por el sistema político causado por victorias electorales presidenciales con minorías parlamentarias oficialistas, dispuestas a obtener mayorías parlamentarias a cambio de granjerías, coimas y compraventa de voluntades, y cada vez menos a base de convencimiento técnico, social, jurídico y político. 

Es hora de ocuparnos por mejorar los preceptos constitucionales y legales que rigen la delegación del poder soberano del pueblo en los procesos electorales, pero también de promover la formación política, ambas condiciones requeridas para lograr más y mejor democracia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
El Greco plasmó su admiración por Tiziano y Tintoretto
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Fuerza Aérea de EE. UU. anuncia entrenamiento sobre asistencia humanitaria en Guatemala

El ejercicio del Comando Sur incluye jornadas médicas en comunidades rurales.

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Pandemia redujo número de patronos cotizantes al IGSS


Más en esta sección

Los vínculos de la nueva Fiscal contra Delitos Electorales

otras-noticias

Política sin aplausos

otras-noticias

La mitad de los europeos está totalmente vacunada

otras-noticias

Publicidad