[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Elección en el CSU de los magistrados a la CC

opinion

Creo firmemente que no nos equivocamos.

Si algo sirve mi experiencia para los actuales miembros del Consejo Superior Universitario –CSU–, cuando fui integrante de ese organismo superior, entre 2002 y 2006, de la Universidad de San Carlos de Guatemala –Usac–, la comparto. Es lo vivido cuando nos tocó elegir a los magistrados titular y suplente el 23 de febrero de 2006, de la Corte de Constitucionalidad. En primer lugar, eran los tiempos en que la UNE se acercaba a ser gobierno y naturalmente varios de sus seguidores pretendían cooptar a la Usac y naturalmente uno de los apoyos que pedían y necesitaban era elegir a los magistrados titulares y suplentes que a ellos les convenía. Situación que como verán no es nada nueva en la actualidad. Uno de los propuestos por la UNE era el abogado y notario Héctor Trujillo Aldana. Petenero y muy allegado a la señora Sandra Torres de Colom, en ese entonces. Se hablaba en los corrillos del CSU que la UNE había destinado recursos monetarios para comprarles a los estudiantes desde ‘laptops’ hasta motocicletas. Uno de los representantes estudiantiles era Jorge Mario “Guilligan” García, quien se suponía era uno de los que más animaba a sus compañeros estudiantiles a plegarse a los deseos de la UNE. Naturalmente, entre los estudiantes había también gente decente y honrada, como los ahora doctores (Ph. D.) Werner Ochoa y Fernando Castillo, ambos ambientalistas, entre otros. Los intentos de cooptación se daban, sin embargo, a todo nivel. Desde los decanos, pasando por los representantes de los docentes y de los colegios profesionales. En lo personal, siempre creí que el representante de la Usac en la CC debía ser un profesional del derecho, con suficiente preparación académica, de comprobada honorabilidad y con una trayectoria de vida académica, profesional y ciudadana, sin tachas. Por ello, varios decanos preocupados por lo que estaba sucediendo y después de analizar con suficiente antelación a los candidatos que presentaron sus hojas de vida y demás papelería requerida, pensamos en tomar una decisión colegiada. Además, concedí las audiencias de los candidatos que así lo hicieron, y con toda esa información y el compartir con los demás miembros del CSU que creían como yo, estaba listo para tomar mi decisión de voto. En consecuencia, tomé mi decisión y opté por el licenciado Mario Pérez Guerra, catedrático universitario, quien había sido secretario académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y era representante de los docentes en el CSU. Lo oímos en el seno de dicho organismo y me pareció una persona juiciosa, prudente y recatada. Mi voto, y el de 20 miembros del CSU, le dio una histórica victoria ante los 20 votos a favor del Lic. Héctor Trujillo. Creo firmemente que no nos equivocamos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
The Vessel: la atracción neoyorquina cierra tras cuarto suicidio

La última víctima fue un joven de 15 años que iba acompañado de su familia.

noticia Luis Figueroa
Un adefesio para el bicentenario

El corazón del Centro Histórico no es “tabula rasa”.

noticia Marcela Gereda
Ahogándonos en nuestra basura

La pandemia ha doblado la contaminación por plásticos de un solo uso y mascarillas. 



Más en esta sección

Huellas son la evidencia de que los humanos habitaron América desde hace 23 mil años

otras-noticias

Rechazan otra solicitud de retiro de antejuicio planteada en contra de Erika Aifán

otras-noticias

Video: comunitarios se unieron para sacar un vehículo de un barranco

otras-noticias

Publicidad