[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Fratelli tutti

opinion

El papa Francisco dice…

EL CONSENSO Y LA VERDAD. En una sociedad pluralista, el diálogo es el camino más adecuado para  reconocer aquello que debe ser siempre afirmado y respetado, y que está más allá del consenso circunstancial. Hablamos de un diálogo que necesita ser enriquecido e iluminado por razones, por argumentos racionales, por variedad de perspectivas, por aportes de diversos saberes y puntos de vista, y que no excluye la convicción de que es posible llegar a algunas verdades elementales que deben y deberán ser siempre sostenidas. Aceptar que hay algunos valores permanentes, aunque no siempre sea fácil reconocerlos otorga solidez y estabilidad a una ética social. Aun cuando la hayamos reconocido y asumido gracias al diálogo y al consenso, vemos que esos valores básicos están más allá de todo consenso, los reconocemos como valores trascendentes a nuestros contextos y nunca negociables. Podrá crecer nuestra comprensión de su significado y alcance -y en ese sentido el consenso es algo dinámico-, pero en sí mismos son apreciados como estables por su sentido intrínseco. 

Si algo es siempre conveniente para el buen funcionamiento de la sociedad, ¿no es porque detrás de eso haya una verdad permanente, que la inteligencia puede captar? En la realidad misma del ser humano y de la sociedad en su naturaleza íntima, hay una serie de estructuras básicas que sostienen su desarrollo y su supervivencia. De allí se derivan determinadas exigencias que pueden ser descubiertas gracias al diálogo, si bien no son estrictamente fabricadas por el consenso. El hecho de que ciertas normas sean indispensables para la misma vida social es un indicio externo de que son algo bueno en sí mismo. Por consiguiente, no es necesario contraponer la conveniencia social, el consenso y la realidad de una verdad objetiva. Estas tres pueden unirse armoniosamente cuando, a través del diálogo, las personas se atreven a llegar hasta el fondo de una cuestión.

Sí hay que respetar en toda situación la dignidad ajena, es porque nosotros no inventamos o suponemos la dignidad de los demás, sino porque hay efectivamente en ellos un valor que supera a las cosas materiales y las circunstancias, y que exige que se les trate de otra manera. Que todo ser humano posee una dignidad inalienable es una verdad que responde a la naturaleza humana más allá de cualquier cambio cultural.  Por eso el ser humano tiene la misma dignidad inviolable en cualquier época de la historia y nadie puede sentirse autorizado por las circunstancias a negar esta convicción o no obrar en consecuencia. La inteligencia puede entonces escrutar en la realidad de las cosas, a través de la reflexión, de la experiencia y del diálogo, para reconocer en esa realidad que la trasciende la base de ciertas exigencias morales universales.

A los agnósticos, este fundamento podrá parecerles suficiente para otorgar una firme y estable validez universal a los principios éticos básicos y no negociables, que pueda impedir nuevas catástrofes.  Para los creyentes, esa naturaleza humana, fuente de principios éticos, ha sido creada por Dios, quien, en definitiva, otorga un fundamento sólido a esos principios. Esto no establece un fijismo ético ni da lugar a la imposición de algún sistema moral, puesto que los principios morales elementales y universalmente válidos pueden dar lugar a diversas normativas prácticas. Por eso deja siempre un lugar para el diálogo. Nota. La Encíclica es fascinante y su riqueza intelectual y espiritual indiscutible, lo publicado en varias entregas es el extracto de algunos capítulos sociales. 

Joya. En el ayuntamiento italiano de San Luca, cuna de la mafia Calabresa Ndrangheta, hay una frase grabada que dice: “Lo más desesperante para una sociedad, es la duda de que vivir honradamente es inútil”. Lo mismo sucede aquí, donde la corrupción es una sociedad dentro de la sociedad y la dirige, viviendo el pueblo a la intemperie por la enfermedad ética y moral de los políticos y su forma inferior de pensamiento, ignorando que la democracia es el fundamento de la civilización moderna…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Inicia sesión para juramentar a magistrados de la CC para el periodo 2021-2026

La Junta Directiva del Congreso se encuentra dando lectura a un amparo contra la designación de la CSU que fue admitido por su trámite contra y que pretende evitar la toma de posesión de Gloria Porras.

noticia Mario A. García Lara
Un problema de diseño

La debilidad esencial de la CC (y otras altas cortes) es el diseño de su gobernanza

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Diputado Aníbal Samayoa presenta denuncia en contra del alcalde de Villa Canales

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

El Hospital Herrera Llerandi realiza el primer trasplante de hígado en Guatemala

otras-noticias

Empresa señalada logró Q5.6 millones en compras de baja cuantía

otras-noticias

Publicidad