[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Policías asesinos y gobernantes cómplices

opinion

Para los que no logran ingresar a Estados Unidos, e incluso pierden la vida en el intento, significa perderlo todo literalmente.

Las primeras pesquisas de la masacre ocurrida en Tamaulipas, México, en la que fueron víctimas al menos una docena de guatemaltecos migrantes que buscaban ingresar ilegalmente a Estados Unidos, han revelado que los presuntos asesinos son policías estatales y funcionarios del Instituto Nacional de Migración de México.

No es una sorpresa ese hallazgo preliminar dadas las conexiones y alianzas que existen entre bandas del crimen organizado con las fuerzas de seguridad pública, fenómeno que comparten México y Guatemala.

La masiva inmigración ilegal es propia de Estados fallidos con modelos económicos y políticos capturados por élites que concentran recursos y decisiones para beneficio propio, dejando a su suerte a la mayoría de la sociedad que, en la búsqueda de oportunidades, opta por migrar a países donde existe empleo y salario digno.

Cada gobernante que fracasa en disminuir el flujo migratorio forzado debería ser sometido a un proceso de rendición de cuentas que conlleve consecuencias incluso penales, dada su responsabilidad en la fuga del principal capital con que cuenta una sociedad que es el recurso humano. 

Por medio de la corrupción se apropian de los recursos públicos y expulsan cientos de miles de potenciales contribuyentes reduciendo al mínimo las posibilidades de crecimiento y desarrollo económico. Desde la perspectiva humana provocan desintegración del núcleo familiar y son causantes de violaciones masivas de derechos humanos como la registrada en Tamaulipas. 

Guatemala ya registra una población migrante solo en Estados Unidos que alcanza como mínimo un 15 por ciento de su población y el flujo se mantiene constante sin parar. La mayoría que agarra camino al Norte es gente joven que arriesga su vida no solo por procurarse un mejor destino sino por garantizar a su familia una fuente de ingresos que salve a los suyos del hambre y el infortunio.

A los gobiernos les gusta hacer alarde del flujo de remesas que crece año con año, pero obvian decir en su narrativa oficial todo el dolor y sufrimiento humano que hay detrás de esa cantidad de dólares que, dicho sea de paso, es la tabla salvavidas de la economía nacional. 

Un aproximado de 50 mil personas toman la decisión de migrar ilegalmente a Estados Unidos y la mayoría de ellas paga los servicios de un coyote para hacer la travesía a un promedio de unos 8 mil dólares por persona. 

Ese costo lo asumen las familias del migrante vendiendo lo poco que tienen y cayendo en manos de agiotistas a los cuales terminan pagándoles hasta el doble o triple de los 8 mil dólares iniciales.

Para los que no logran ingresar a Estados Unidos, e incluso pierden la vida en el intento, significa perderlo todo literalmente. Sin duda los gobiernos cómplices de que esto siga ocurriendo deberían rendir cuentas ante la sociedad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Disidencia pide “corredor humanitario” en Cuba por pandemia
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
FECI: comisionados pactaron votos para integrar la nómina para la Corte de Apelaciones

La Fiscalía Especial contra la Impunidad solicitó órdenes de captura en contra de varios implicados, entre ellos el rector de la USAC, Murphy Paiz.

noticia Enrique García/elPeriódico
Mides eroga más fondos en salarios que en ejecución de programas sociales

Viceministro dijo que en el primer cuatrimestre la ejecución se nivelaría debido a la actualización de pagos de ciertos programas.



Más en esta sección

Presunto sicario señala al alcalde de Nentón, Huehuetenango de comprar mercadería a una organización criminal

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Unos 19 mil haitianos se encuentran varados en la frontera de Colombia y Panamá

otras-noticias

Publicidad