[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

PDH: Rehén de la entente corrupta

opinion

Les molesta la voz de conciencia.

En Guatemala, después de las múltiples dictaduras; el constituyente comprendiendo las históricas vicisitudes del pueblo de Guatemala: cepo, ley fuga, secuestro, tortura y asesinato desde agentes del Estado y el desarrollo de la democracia e institucionalidad de los derechos humanos en democracias sólidas, se dio a la tarea de crear institucionalidad pública, suficientemente autónoma de los dictados del Organismo Ejecutivo, para que coadyuvase en garantizar, vida, democracia y  libertades humanas, tan cercenadas por los siglos en este territorio. Tres son las instituciones emblemáticas, creadas en vida republicana: Tribunal Supremo Electoral, Corte Constitucional -con prolegómenos previos- y Procuraduría de los Derechos Humanos.  

Considerándose por los tribunos, que, dada su alta representación democrática, el Congreso Nacional era la institución natural para instituir y garantizar parte de aquel blindaje. He aquí el equívoco; no consideró el Constituyente, la perversa decadencia política, que ocuparía -en mayoría- el recinto parlamentario, hasta transformarlo en una especie de centro alternativo de negocios turbios, afanes de venganza y arreglos políticos espurios. Una vuelta al pasado, corregida y aumentada, especialmente, desde hace tres legislaturas y no es que antes haya habido mejores, solo es que estas han sido peores. Todas, han contado con Diputados dignos -como excepción-. La mayoría parlamentaria, surge por arte de magia de un sombrero repleto de dinero. Los tribunos constitucionales, entregaron sin proponérselo, estas instituciones -Constitucional, TSE Y PDH- a la cartera de negocios e influencia de grupúsculos ahistóricos, que pululan en pasillos congresales. Ese es el caso ahora de la PDH, a cuyo procurador -con sonrisa sardónica que destila cinismo- se refirió el “presidente” -en minúscula- de la comisión parlamentaria de los derechos humanos, un criollo venido a menos, al indicar que citaran al ombudsman, a pedido de un ciudadano sindicado de múltiples delitos. Una maniobra con fines de defenestración, aupada por parlamentarios del montón. Sumado a asfixia financiera.

La mueca “parlamentaria” es sobradamente antidemocrática, a imagen de sus perpetradores, todos hilos de una madeja feudal, ligada a dinero y poderes fatuos. Al otro lado una institución de profunda inspiración democrática, cuyo ombudsman, se ha mantenido, en constitucional mandato, alejado de los poderes. Lo cual es bueno para la salud democrática e intereses sociales. Intolerable para agentes de la corruptela, que heridos en su ego por la plaza y con miedos al norte, otean en el horizonte la vindicta: desestabilizar una institución de raigambre popular. Sin embargo: ¡No es momento de retrocesos! Academia, movimientos sociales, prensa, políticos decentes, pueblos indígenas. Rechacemos oscuridad medieval. Es hora de afirmar democracia.   

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Le regala a su hermano daltónico unas gafas de US$7 mil para ver mejor

Ahora Dani puede ver los colores más brillantes y la experiencia con el mundo que lo rodea.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
El 90 por ciento de los maestros en Guatemala crearon sus métodos de estudio durante la pandemia

La Universidad de Harvard realizó estudios de caso de profesores guatemaltecos que se tuvieron que adaptar a las clases virtuales.

noticia Sputnik
La insólita manera de romper un huevo en dos partes perfectas


Más en esta sección

Guatemala registra otros 64 muertos por la COVID-19 y 2 mil 639 nuevos contagios

otras-noticias

Estos serán los puntos de encuentro del Paro Nacional convocado para mañana

otras-noticias

Erika Aifán presenta recusación en contra de tres magistrados de la CSJ

otras-noticias

Publicidad