[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

En la nueva era

opinion

“La vida es cuatro días”.

Hace 45 años hubo una inflexión radical en la vida nacional tras el terremoto de San Gilberto del 4 de febrero de 1976. A las 3 de la madrugada empezó a sacudirse la tierra, crujía la madera y del techo derramaba polvo por el bamboleo que no cesaba, la población se fue alertando entre gritos y ladridos de chucho, y se escuchó venir como rodando un tumbo proveniente de los volcanes, con la falla del Motagua activada. Algunos esperaron tranquilamente que terminara la sacudida después de unos cuantos segundos, como cuando hay cambio de clima, pero los más inquietos, ya despiertos y con la adrenalina revuelta corrieron a buscar amparo en patio sin techo ni cornisas, o trataron de hacerlo, pero la Tierra no detuvo la sacudida sino hasta 39 segundos después, cuando los muros de adobe ya habían caído sobre más de 23 mil víctimas que murieron soterradas, dejando decenas de miles de heridos, millones de ciudadanos afectados sin hogar o entre ruinas. En apenas 39 segundos el país sufrió una pérdida de vidas humanas cuatro veces mayor que en un año de pandemia.   

Las tragedias cíclicas recuerdan a los guatemaltecos que la vida es cuatro días, que uno dice buenas noches y no sabe si volverá a presenciar el amanecer.

La vida antes del terremoto era más provinciana, pacífica, a pesar de la guerra que se urdía en las montañas, y que después de las contradicciones, crecimiento económico y desigualdad puesta en evidencia por la tragedia telúrica avivó el enfrentamiento armado y condujo a las hostilidades en las ciudades, a la guerra y terror que revolvió al país hasta que 20 años más tarde se firmó la paz firme y duradera, que muchos aún no quieren acatar, porque les encanta pelear o porque hay intereses económicos que vuelven atractivas las contiendas, y porque en río revuelto ganancia de pescadores.

La pandemia del 2020 marca otro punto de inflexión, porque la vida antes del terremoto era una, más sencilla y pacífica, como de aldea, y después de la pandemia veremos la afirmación de una nueva era pacífica, encabezada por la tecnología, con la globalización modificando las costumbres y pregonando un esquema de valores que no tiene absolutamente nada que ver el de las antiguas generaciones.   El período intermedio, los 45 años pasados, fueron de constante ebullición y lucha, de adelanto y atraso, de resentimiento y culpa.

La nueva era se sucede en un mundo global dividido, porque es ancho pero inalcanzable, porque estamos más separados que nunca. Digamos que a París se viajará de aquí en adelante como en Las mil y una noches, con la imaginación, porque de aquí en adelante nos tocará vivir en la realidad virtual.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Tasa líder lleva casi un año en 1.75 por ciento

Como medida de apoyo en 2020 se recortó un punto en el nivel de la tasa líder.

noticia Sputnik
¿Cómo reconocer un infarto? Estos son algunos síntomas
noticia AFP
Florentino arremetió contra Cristiano y Mourinho

Ronaldo y su compatriota José Mourinho en unos nuevos audios publicados este miércoles por el diario en línea El Confidencial, mientras el mandatario merengue estudia “posibles acciones” judiciales.

 

 



Más en esta sección

Kevin Cordón cae en semifinales

otras-noticias

Varias familias afectadas por lluvias en Izabal

otras-noticias

¿Lagos en Marte? Estos podrían ser de arcilla y no de agua según estudios

otras-noticias

Publicidad