[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“Es la economía, estúpido”

opinion

Al final del día para todos lo más importante es tener certeza económica.

Durante la campaña electoral de EE. UU., de 1992, la frase que titula esta columna fue utilizada por Bill Clinton para convertirse en presidente y derrotar a George Bush papá, quien intentaba reelegirse. Desde esa época la frase se ha usado para intentar comprimir y/o acotar algún tema que debiera ser obvio según el que lo explica. Esta frase viene como anillo al dedo para este año 2021, no solo para Guatemala, sino para el mundo entero. El COVID-19 nos paralizó durante todo el 2020 y aún se encuentran los economistas intentando sumar los costos y las pérdidas ocasionadas por la pandemia. Existen países que saldrán como supuestos “ganadores” por no perder tantas vidas ni dañar su economía y otros que serán los grandes perdedores por perder vidas y destrozar su economía. Guatemala, dentro de la región centroamericana, pareciera que fue golpeada pero una vez más la resiliencia chapina nos permite decir, nuevamente, que estamos “heridos, pero no de muerte”.

La mejor receta para mejorar la salud, la educación y la seguridad es la estabilidad y solvencia económica del individuo. Mientras exista una deficiencia en lo mínimo que necesita un ser humano para vivir respetablemente, existirán fuerzas desestabilizadoras que generan incertidumbre y en algunos casos crisis. Por eso nuestro país tiene la oportunidad de salir en esta post pandemia (que quiere decir después de, para nada implica que ya se terminó el COVID-19) muy fortalecido. La crisis sanitaria desnudó la dependencia masiva de toda la industria occidental en Asia. Muy por aparte de los problemas políticos y comerciales que puedan existir, será el pragmatismo de los ingenieros de producción de cualquier industria el que guiará el futuro próximo del comercio. Es por eso, por lo que nuestra región centroamericana, con sus limitaciones actuales, está siendo inundada con pedidos y órdenes de productos necesarios en la cadena de suministro de EE. UU. ¡Es ahora o nunca que se nos da la oportunidad de invertir en el futuro del país!

Hoy tenemos la enorme responsabilidad de generar la legislación que permita arrancar una agenda económica pro-país, para que nacionales y extranjeros inviertan los recursos necesarios para generar plazas de trabajo formales acá, y así evitar que nuestros compatriotas se vayan al extranjero a buscar oportunidades y que en el camino pongan en riesgo su vida, como los jóvenes que recién murieron víctimas del narcotráfico en México. Ni el Ejecutivo ni el Legislativo tienen la capacidad de generar empleo y riqueza directamente, pero sí propiciar su creación a manos de pequeños y medianos empresarios. Reglas claras, respeto a la libertad y a la propiedad serán las bases para que Guatemala tome finalmente el lugar que le corresponde en el concierto de naciones y que después de esta pandemia la recuperación económica nos sirva para vacunarnos de la desigualdad y la pobreza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Procedencia de la reducción del IUSI
noticia AFP
Al menos 42 muertos en Alemania en temporal que golpea varios países de Europa
noticia IN ON CAPITAL
China hace temblar los mercados mundiales

Los datos de actividad muy débiles son resultado de las restricciones.



Más en esta sección

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

EE.UU. aumentará “vuelos de deportación” para inmigrantes

otras-noticias

Publicidad