[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La concepción oligárquica de la Constitución

opinion

Para mi hermano René Antonio, con la memoria más viva.

Una de las causas profundas del caos político y social que vive Guatemala y otros países con un Estado severamente disfuncional es que los sectores oligárquicos se han acostumbrado a descabezar, con los cómplices del momento, a obstruir cualquier intento de construir una sociedad con mayores niveles de inclusión. Esta crisis se ha agravado en las últimas cuatro décadas, cuando en el mundo se impone el orden neoliberal cuyas políticas han debilitado a los Estados, haciéndolos presa fácil de las maquinaciones de una plutocracia global a la que ya no le importa la destrucción del mundo. El anómalo acceso a la Corte de Constitucionalidad de Mynor Moto es una consecuencia palpable de este fenómeno, pero tampoco cuenta toda la historia. Falta saber quien maneja los hilos. En este sentido, el constitucionalista italiano Zagrebelsky, exmiembro de la judicatura constitucional de ese país, afirma que la oligarquía se mantiene a base de cooptaciones. Esto le permite un margen de maniobra que se restringe a medida que la ciudadanía abre los ojos.

Esta crisis es producto de la terrible manipulación oligárquica de la institucionalidad democrática. En las últimas cuatro décadas –y aun reconociendo acciones dignas de elogio por parte de honorables juristas– hemos vivido una auténtica mascarada constitucional. Detrás del decorado que implica el discurso de los derechos humanos, se sigue optando por las viejas formas opresivas. Sigue el sojuzgamiento de los pueblos indígenas, el violento patriarcado, el desprecio al pobre (que lo es por falta de méritos). El gesto reciente más hiriente es aprovechar la crisis del COVID-19 para llenarse los bolsillos, de la manera en que les corresponde a los hampones o a los empresarios que han cooptado el Estado. La sociedad guatemalteca debe aprender de una vez por todas que el Estado constitucional de derecho es un paradigma basado en valores, entre los cuales, destaca la dignidad humana. El orden jurídico en un ‘Estado constitucional de derecho’ busca la dignificación concreta del ser humano. El ‘Estado de derecho’ a secas es una forma que se amolda a los más cuestionables proyectos. Hasta los italianos y los alemanes tenían un Estado de derecho en tiempos de Mussolini y Hitler. Por esta razón es que es tan importante conocer los valiosos aportes al Estado constitucional que han dado los juristas de estos países.

Digan lo que digan los defensores de la concepción reduccionista del Estado de derecho –que suele reducir el derecho a la ley– la razón de ser del orden constitucional debe basarse en un régimen de valores que se refleja en principios que desautorizan las estructuras sociales opresivas e injustas. A nadie se le escapa, sin embargo, la despreciable hipocresía del CACIF y el gobierno sirviente de este. Una tarea imprescindible es arrancar la Constitución de quienes creen que sirve para institucionalizar un pacto de injusticia política y económica. La irresponsabilidad moral, disfrazada de constitucional, solo puede llevar al caos, particularmente en estos momentos en los que la humanidad enfrenta retos formidables. Aun cuando acabásemos con la corrupción del pacto de corruptos aún habría mucho que hacer.

Guatemala ha dedicado mucho tiempo a pelear contra la corrupción sin resultados tangibles. El horizonte internacional, sin embargo, restringirá la libertad de remolino que tanto regocija a los mafiosos. Se precisa de un nivel de conciencia planetaria que pueda derrotar las fuerzas oligárquicas nacionales e internacionales. De otro modo, lo que puede sobrevenir es un (des)orden global difícil de imaginar. Somos ciudadanos y no marionetas del poder. Debemos aprender a anticipar los movimientos de los titiriteros que quieren legitimar su cooptación del ideal constitucional democrático.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix / elPeriódico
MEM convoca a instituciones por preconsulta del proyecto minero del “Escobal”

La acción se debe a una resolución de la CC.

noticia Isela Espinoza
Exportaciones a la UE han crecido 20 por ciento
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico*
Mynor Moto pide que se le reincorpore como Juez Tercero Penal

El abogado tiene orden de captura por obstrucción de justicia por el caso Comisiones Paralelas 2020.



Más en esta sección

Conred usa drones para identificar la ruta que podría mantener el flujo de lava del volcán de Pacaya

otras-noticias

Desde Antigua hasta Surf City: El Salvador y Guatemala se unen para impulsar el sector turístico

otras-noticias

Policía pide disculpas por asesinato de salvadoreño confudido con pandillero

otras-noticias

Publicidad