[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Conoce usted a Kamala?

opinion

Otra orilla.

Seguro que, la historia de Kamala Harris no es el tema. De esa biografía y sus detalles ya se publican ríos de artículos. Nada de eso. Hoy compartiré un pasaje de la novela ‘Sidartha’ de Hermann Hesse, novela publicada en 1922. Dio a conocer rasgos de la vida de Buda en  Occidente, varias décadas antes que los gurús se dispersaran por este lado del mundo con su misterioso del Om y su búsqueda del nirvana, como la realización plena del ser humano.

Se trata de un cálido relato, un capítulo del libro, una historia de amor que sucedió hace muchísimos siglos y, se presenta, tan actualizada, como si los personajes hubieran sido extractados del mundo contemporáneo. Cuenta, cómo algunas relaciones de pareja se entienden de una forma clara y práctica. La posición existencial de una mujer que  le gusta el lujo, ama la vida sensual y no concibe estar con un hombre que no tenga dinero. No se entrega, aunque el pretendiente le vaya susurrando los valores humanos y las cualidades de ser honesto y buen creyente. Un samana, un asceta, que anda por ahí, en la búsqueda del sentido de su propia existencia.  

Kamala es el nombre en sánscrito de una diosa. Se le interpreta como representante de la prosperidad, la fertilidad y la buena suerte. De cierta manera, esos simbolismos si tienen  alguna relación con el personaje Kamala. Sidartha la ve así, como alguien excepcional con quien conocerá los goces de la vida y lo comprenderá. Ella es solo una  cortesana que sabe poner el precio para disfrutar de su compañía.

La contempla, tan bella, confesándole que, con ella quería conocer los ardores del sexo. Había descubierto que era la cortesana más famosa de la gran ciudad que lo despertaría a una vida diferente. Ella puso sus condiciones: “El lujo, no le hace daño a nadie, si se trata de gozar la vida. La plata es el bienestar, los hombres bien presentados, atraen. Los valores humanos, son  otra cosa”, –le aclaró–. 

Sidartha se convence y decide demostrarle que, aunque lo único que sabía era: “pensar, esperar y ayunar” se convertiría en el hombre con más riqueza de la ciudad y, en pocos años, lo logra. Como tal, se acercó a ella y vivieron juntos 20 años. Sin embargo, Sidartha se cansa de aquella hedonista vida y se larga al reencuentro con sí misma.

 Vuelve a recordar la sinceridad de su amigo Govinda. Reconoce la importancia de conocer lo sensual y el lujo, y descubre que solamente dentro de sí mismo la gracia del Nirvana puede ocupar su alma y su vida. El final de Kamala lo podrá descubrir si se anima a leer la novela. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Incendios de Australia calentaron la atmósfera terrestre en varios grados

En el caso del verano negro, casi 1 billón de gramos de partículas de humo —que contenían tanto el carbono orgánico, como el negro— terminó en la estratosfera. Se trata de la cifra más alta jamás registrada.

noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
A recuperar la Usac, los colegios profesionales y las facultades

Sería deseable que la señora Fiscal General del MP se preocupe en realidad de hacer bien su trabajo.

noticia AFP
Regulador europeo anuncia que podría pronunciarse sobre vacuna de Moderna este lunes

El producto de Moderna es efectivo en un 94,1 por ciento, según los resultados oficiales de la compañía.



Más en esta sección

Las ciudades modelos de Honduras

otras-noticias

Despidiéndome

otras-noticias

Florida bate su marca de casos de COVID

otras-noticias

Publicidad