[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ser Mujer En Un No-País

opinion

Ser mujer es saber que así como Luz María hay muchas mujeres.

Venir al mundo es casi imposible. La probabilidad estadística que yo, una mujer de 23 años esté escribiendo esto para que alguien más lo lea es mínima. Sin embargo, aquí estoy. Yo. Mujer. XX y no XY. Ciudad de Guatemala, año 2021. 

Ser mujer es difícil y últimamente pareciera ser peor. Venimos a una realidad donde se espera que nos sintamos incluídas en un discurso que no está escrito para nosotras. Buscan que nos incluyamos en un idioma que espera nos sintamos representadas cuando se habla de “ciudadanos”, porque las “ciudadanas” vamos de cajón. 

Ser mujer es peligroso. Basta con revisar un grupo chat de amigas en Whatsapp donde, tras haberse juntado a tomar una cerveza, es regla decirnos entre nosotras “allí avisas cuando llegués”. Sobran los mensajes de “ya estoy en mi casa”, porque sabemos que en rincones del país, en ese mismo momento, hay mujeres que no llegarán a las suyas. 

Ser mujer da miedo y no, no es porque vivamos en el país ubicado en el puesto 115 de 163 según el Índice de Paz Mundial, el cual analiza las condiciones de seguridad y paz en las naciones del mundo. Ser mujer da miedo porque únicamente en el 2019, se registraron 50 mil 406 denuncias de los delitos contemplados en el Decreto 22-2008 (Ley contra el Femicidio y Otras Formas de Violencia Contra la Mujer). Da miedo porque hay que pensar dos veces antes de vestirse para salir a la calle, sabiendo que el caminar una cuadra significa aguantar chiflidos y los mal llamados “piropos” de desconocidos. Da miedo. 

Ser mujer es leer noticias a diario sobre otras mujeres que desaparecen y aparecen muertas. Ser mujer es saber que en el año 2019, se registraron 2 mil 151 mujeres desaparecidas (con alerta activada o desactivada). Tal fue el caso de Luz María del Rocío López, por quien se activó una alerta Isabel-Claudina el pasado 20 de enero, para posteriormente encontrarla sin vida dos días después. El principal sospechoso de su asesinato es su esposo, Jorge Rafael Zea Mejía, sin embargo, la historia de Luz María está lejos de ser atípica. 

Ser mujer es saber que así como Luz María hay muchas mujeres. Así como ella, la Oficina de Atención a la Víctima de la Policía Nacional Civil estipula que de las mujeres agredidas por hombres que atendieron en el año 2019, el 30.1 por ciento de los casos el agresor era su conviviente y su esposo en un 22.5 por ciento de casos.

Ser mujer es tener miedo, sentirse excluída y vulnerable. Ser mujer es difícil y más aún en un país que parece haberse olvidado de nosotras. Un país que ni siquiera debería llamarse a sí mismo país, porque para existir nación debe haber una autoridad que proteja a su población y las nuestras no lo hacen. Ser mujer es saber que el mundo no te sonríe, las calles no son tuyas  y las estadísticas no están de tu lado.  

Todas las cifras presentadas son del Instituto Nacional de Estadística (INE) del año 2020.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Claves para ser un líder exitoso
noticia AFP
Se reintegrará al Consejo de Derechos Humanos de la ONU
noticia Evelyn Boche
Firman convenio para la creación de Ciudad Mujer

El MP anunció la creación del nuevo Modelo de Atención Integral para las Mujeres Víctimas de Violencia I´x Kem (MAIMI).



Más en esta sección

Papa Francisco dice que mantiene su viaje a Irak pese a ataque con cohetes del miércoles

otras-noticias

Áreas de Salud se encargarán del resguardo de vacunas, según el MSPAS

otras-noticias

Luz verde en México a reforma eléctrica de López Obrador, criticada por ambientalistas

otras-noticias

Publicidad