[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Juventud sin escuelas

opinion

‘“Desocupados en la calle o como vampiros en el encierro”’.

Grupos de jóvenes sentados o de pie en las banquetas a todas horas frente a las casas o en las esquinas o en la entrada de las tiendas se relaciona sospechosamente con expresión de vagancia o desocupación, de desempleados sin oficio ni estudios. Aunque en el pasado esa fue la forma en horas libres de hacer vida social en los barrios, de jugar pelota a media calle, de pasar de un hogar a otro como por el propio o de solazarse un sábado con una bebida liviana o estimulante disfrutando del tiempo de ocio entre amigos. Los pandilleros multiplicaron la desconfianza al tomar control de algunas calles para promover ventas ilícitas, de vicio o vigilancia o acecho, manchando la costumbre tradicional. Ahora, mantenerse en la calle expresa desocupación o delincuencia. 

La desocupación está aumentando porque para adultos no abunda el empleo y para los jóvenes no hay escuelas, institutos ni colegios, y lo mismo podría suceder con la delincuencia. 

Los menores se ahogan encerrados, aunque les encante pasar tantas horas prendidos a la pantalla diminuta del teléfono celular, computadora o televisión plana inmensa concentrados en juegos electrónicos globales que comparten en redes de amistades lejanas, o viendo películas de zombis, mujeres lobo e invasiones de extraterrestres, antes que aprendiendo materias útiles, como ciencia o letras. Y cuando salen a respirar a la calle, inquietan a los suyos al verlos como parte del paisaje lastimoso de los desocupados.

Las familias están preocupadas por el futuro de los niños tanto tiempo bloqueados por la circunstancia, sin aprender formalmente, y porque las madres ya no pueden cargar en los hogares con todo el peso de las tareas dirigidas. Se necesitan maestros y relación social para los niños, pero por el otro lado está el pánico por la pandemia. Otro año perdido afectaría sus vidas, así como el desarrollo y la recuperación del país. 

Se intuye la necesidad de volver pronto al aprendizaje formal de alguna manera, para no descubrirse desocupados en la calle ni como vampiros en el encierro, porque aislamiento y tinieblas enferman tanto como el virus. Algunos jóvenes van saliendo de sus madrigueras buscando el respiro en las calles, sumándose a los desocupados que se asolean como chompipes. Dos jóvenes se encuentran casualmente, se abrazan y toman una ‘“selfie”’ arrancándose las mascarillas, porque hoy están vivos, pero mañana no se sabe.

La meta del país para el actual año de la vacuna debería de basarse en un plan intenso de ocupación general, de empleo y estudios para poder salvarnos y recuperarnos del daño ocasionado por la pandemia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Médicos hondureños piden confinamiento por tres semanas para frenar la covid-19

La evolución de la covid-19 continúa al alza en Honduras, donde desde marzo pasado se reportan 3.486 decesos y 142.880 contagios, según cifras oficiales.

noticia
Películas clásicas llegarán a YouTube de forma gratuita

Durante enero, Universal hará que algunas de sus películas clásicas de monstruos estén disponibles para su transmisión en YouTube

noticia Luero Sapalú/ elPeriódico
El CIT, un espacio de innovación en la UVG


Más en esta sección

Transmetro deshabilita dos estaciones en la zona 1 por posible manifestación

otras-noticias

Jueza Aifán ordena traslado de Murphy Paiz a Matamoros

otras-noticias

Diputados elegirán hoy a magistrados de la CC

otras-noticias

Publicidad