[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

No a la represión a nuestros hermanos


Jose Rubén Zamora

Con perplejidad, indignación y dolor; llenos de vergüenza y frustración, hemos observado atónitos cómo la Policía Nacional Civil y el Ejército de Guatemala han recibido y regresado a garrotazos, sin consideración alguna, a nuestros hermanos hondureños, sin distinguir si son hombres, mujeres, niños o niñas; sin piedad, con feroz salvajismo y brutalidad.

Es imperdonable la falta de humanidad y solidaridad de nuestras autoridades, con nuestros hermanos hondureños, que como los guatemaltecos y los salvadoreños, buscan escapar de la pobreza secular, la ausencia de oportunidades y de un futuro afortunado; de la inexistencia de políticas públicas eficaces para responder al hambre, la insalubridad y falta de educación

Buscan huir, también, de la violencia exacerbada, del crimen organizado, de la corrupción insaciable, voraz e incesante, y del muro impenetrable de impunidad que caracteriza nuestros países.

Escapan de sistemas que no pueden combatir el narco, el crimen, la corrupción y la impunidad, simplemente, porque el narco, el crimen, la corrupción y la impunidad son el sistema.

No es posible que los estadounidenses nos pongan a pelear entre hermanos, a generar odio entre nosotros, incluso potencialmente causantes de posibles guerras, pues la migración no cesará, mientras nuestros pueblos carezcan de futuro y de esperanza, y la única percepción de oportunidad que existe en nuestro imaginario es “el sueño americano”.

Mil perdones a nuestros hermanos hondureños, especialmente a las niñas y niños; sin embargo, con el corazón arrugado, hay que reconocer que, con las excesivas limitaciones intelectuales de nuestros gobernantes, la única respuesta previsible que los guatemaltecos debemos rechazar es esta atroz represión, sin sentido. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Silvia Trujillo/La Cuerda
Tres claves para redoblar la esperanza

Transformemos el dolor en flama que alumbre.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Organizaciones rechazan el Estado de Prevención anunciado por Giammattei
noticia AFP
Nuevo éxodo de hondureños, con la esperanza de que Biden abra la puerta

“Tengo una hernia y no tengo dinero para operarme. Vamos a ver si hacemos la casita y un dinerito para poner un negocio”, explicó Iván.



Más en esta sección

Haroldo Lorenzana con dinero en efectivo en la prisión

otras-noticias

Mahou San Miguel y Glovo se unen al compromiso por el clima de Amazon

otras-noticias

Empresas como Twitter y HP se comprometen a la neutralidad carbónica en 2040

otras-noticias

Publicidad