[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

A 50 años del asesinato del Dr. Adolfo “Fito” Mijangos Lopez II Parte

opinion

Le gustaba cantar, beber buen trago, saludar la vida.

Fito Mijangos López, regresa doctorado de Europa en 1958-1959. Como sabemos el 13 de noviembre de 1960 se frustra el golpe militar en contra del gobierno del General Miguel Idígoras Fuentes y de un grupo de militares insurrectos nacerá la guerrilla guatemalteca. Posteriormente, vendrán las Jornadas de marzo y abril de 1962, en las que el pueblo capitalino tuvo a raya a las fuerzas represivas del gobierno, lideradas por la juventud estudiosa de nivel medio y universitario. Luego vendría el golpe de estado, liderado por el Coronel Enrique Peralta Azurdia, el 30 de marzo de 1963.  Para entonces ya se había iniciado en movimiento guerrillero en el país y Manuel Colom Argueta, amigo y correligionario de Mijangos López, ya describe con precisión los frentes políticos abiertos en esa coyuntura: “La represión popular y la ausencia de democracia política durante el primer quinquenio de la década del 60, llevo a un sector revolucionario de extrema izquierda a iniciar la resistencia a través de la rebelión armada. El PR se comprometió y pactó con la extrema derecha para consolidar el régimen constitucional producto del sistema. Nuestro movimiento, la URD, siguió una tercera postura de oposición política y frontal hacia los métodos dictatoriales. Sin embargo, tuvo que pagar con la persecución, la cárcel y el exilio su actitud en pro de la democracia del país y el respeto de la soberanía popular”. De acuerdo con el Dr. Víctor Gálvez Borrell, Fito Mijangos López: “De 1960 a 1971 fue profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la USAC. Durante varios años tuvo a su cargo la cátedra de Introducción al Estudio del Derecho. Su especialización en Derecho comparado le permitió crear la cátedra de Derecho Internacional comparado, que dirigió en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos de Guatemala –USAC-. Siendo jefe del Departamento de Derecho Comparado representó a la misma en diferentes congresos, seminarios y reuniones, tanto nacionales como internacionales. Publicó varios estudios, entre ellos: “Bases para el desarrollo económico y social de Guatemala” y “La Constitución Guatemalteca de 1965”. Escribió, además, sobre el régimen constitucional y la reforma agraria. Fue considerado como uno de los mejores especialistas en Derecho Constitucional y Derecho Internacional de la República”. Con la llegada a la Jefatura de Estado del Coronel Peralta Azurdia, Fito Mijangos, Rolando Collado, Manuel Colom Argueta, Francisco “Pancho” Villagrán Kramer, Carlos Estrada, Filadelfo y Arnulfo Parada Tobar fueron apresados en el Primer Cuerpo de la Policía Nacional, en 1965. Fito, Rolando y Carlos fueron llevados al exilio por un coronel a la frontera con El Salvador y luego hacia México. En 1967, el entonces periodista uruguayo, Eduardo Galeano visita por primera vez nuestro país y se entrevista con la guerrilla de la Sierra de las Minas. A su retorno a la ciudad de Guatemala, conoció y se reunió con Fito, tal como el propio lo escribió: “Conocí a Mijangos en el 67, en Guatemala. Me recibió en su casa sin preguntas, cuando bajé de la sierra a la ciudad. Le gustaba cantar, beber buen trago, saludar la vida: no tenía piernas para bailar, pero batía palmas animando las fiestas”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
5 Minutos
noticia Cindy Espina
Gobierno recibirá la próxima semana ofertas para adquirir vacunas contra la COVID-19
noticia Edgar Gutiérrez
Nuevos éxodos

Si los gobiernos no estuviesen tan ocupados robando…



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

El Horizonte de la próxima CC

otras-noticias

Giammattei asegura que no hay fraude y cuestiona denuncia

otras-noticias

Publicidad