[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Necesitamos de derechas e izquierdas reinventadas

opinion

Nuestra democracia es como un muñeco de nieve al sol.

Con urgencia, Guatemala necesita de una derecha educada, progresista y decente, porque la que tenemos, en general, todavía piensa con los esquemas de la Guerra Fría y de la guerra civil nuestra. También necesitamos de una izquierda que sea más de propuestas que de protestas, razonable, futurista y también decente, que se haya recuperado del descalabro de la caída del muro de Berlín y del fracaso estrepitoso del Socialismo del Siglo XXI, iniciado por Hugo Chávez en Venezuela. Señalé la necesidad de la decencia para izquierdas y derechas porque esta es muy escasa entre políticos, diputados y funcionarios públicos, en un país que es rehén del crimen organizado.

Necesitamos de una derecha que no suspire por Ubico, Mario Sandoval Alarcon ni por Álvaro Arzú Irigoyen. Y de una izquierda que no suspire por Fidel Castro, Che Guevara y Hugo Chávez. Todos los anteriores son personajes rebasados por las realidades de hoy, la historia y por un mundo interconectado y tecnológico. Tenemos que crear nuevos líderes y nuevos paradigmas políticos y electorales. Estamos en el año 2021, en un mundo que tiene en marcha la cuarta revolución industrial. Necesitamos poner los adelantos tecnológicos de hoy al servicio del desarrollo democrático, inclusivo, solidario y decente. No es posible seguir el derrotero del orgullo de una macroeconomía que ha venido creciendo, silenciando que, a la vez, la pobreza no se reduce. El desarrollo no llega a los más pobres. La ruta de la prosperidad pasa por la creación del empleo y este a su vez por las inversiones locales e internacionales, que solo llegan en forma raquítica. Para que vengan, nuestro país debe ser más atractivo al mundo. Otra Guatemala es posible. No la de Otto Pérez, Roxana Baldetti, Jimmy Morales, Alejandro Giammattei, Gustavo Alejos, Mynor Moto, Álvaro Arzú Escobar, Felipe Alejos, Blanca Stalling, Sandra Torres, que viven en burbujas de corrupción, algunas veces pinchadas como son los casos imputados en los tribunales de justicia.

Tanto una nueva derecha como una nueva izquierda decentes y reinventadas podrían encontrar puntos mínimos de acuerdo para arrancar una nueva etapa en nuestro andar democrático iniciado en 1986, que hoy tiene pasos tambaleantes.

Todo esto lo planteo porque dentro de dos años y tres meses se abrirá la campaña electoral, la cual no deseamos que siga los derroteros de las últimas. Es ahora el momento de iniciar la tarea de crear esta alianza para dentro de dos años, porque no podemos seguir con el deterioro actual de un país sin futuro. Tristemente nuestro sistema político es hoy como un muñeco de nieve al sol. Se está derritiendo, haciendo agua, que mezclada con la tierra es solo lodo. 

Reitero que para las elecciones del 2023 necesitamos una alianza de la decencia, que puede ser patrimonio de izquierdas y derechas reinventadas. Solo esto nos salvará de un carro política y electoralmente atorado en el fango, sin doble tracción ni retranca. Las llantas patinan, hundiéndose el auto cada vez en el hoyo que las llantas cavan en el lodo.

En el imaginario decente es posible figurar otro tipo de políticos y de política. Estando ahora a un poco más de dos años del inicio de la campaña electoral podemos soñar con un futuro que nunca nos ha llegado. Pensar en el presente, en parte, es ya estéril porque “genio y figura hasta la sepultura”. No podemos esperar que Giammattei, el juez Moto, Gustavo Alejos, Sandra Torres, Felipe Alejos, Álvaro Arzú Escobar, las cortes cooptadas, por obra de magia, se conviertan y abracen la causa de la honorabilidad. En algún sentido, aunque presentes hoy son pasado por no poder esperarse del Presidente, el Congreso y las Cortes más que eructos de corrupción. Izquierdas y derechas decentes y reinventadas pueden también detener la reinvención de los corruptos, porque ellos también se reinventan, como es el caso del juez Mynor Moto, que de llegar a la Corte de Constitucionalidad sería expresión de la creatividad de los perversos por hacer que en Guatemala reine la corrupción e impunidad hasta el copete, como una especie de Bulldozer perverso que no encuentra oposición decente, y si la hubiere, la arranca y desraíza de tajo. 

Con inteligencia podemos crear una alianza de la decencia, con valores y principios, sin personalismos hegemonistas que siempre conducen a la división. Pensemos en el futuro que es moldeable. El presente de impunidad y corrupción es hoy pétreo. 

La decencia política implica olvidar las hasta ahora comunes alianzas de los partidos con caciques de provincia, aliados del narcotráfico y la corrupción. No podemos repetir el mismo esquema electoral agotado, que solo genera gobernantes mediatizados por la mafias capitalinas y de provincia y diputados que, con el dinero y el poder del crimen, llegan al Congreso de la República a robar y a realizar obra pública de segunda clase en calidad, al amparo del listado geográfico de obras. Necesitamos un Organismo Legislativo en el que el Pacto de Corruptos no sea el que marque el paso, ni que haya más compra del voto de diputados, un expediente políticamente ‘prêt-à-porter’. No podemos seguir eligiendo a Presidentes que llegan a enriquecerse y a cogobernar con el narcotráfico y el crimen, como hasta ahora, en alianzas en las que, como alguien escribiera, el Pacto de Corruptos es la columna vertebral del Gobierno.

¡Estamos en tiempo para forjar para las próximas elecciones una alianza de decencia, de derechas e izquierdas reinventadas! Es hora de empezar la tarea.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Cuando reina la desconfianza
noticia Europapress
Conoce a Izzy Obiaraeri, una chef de cuatro años

Tiene 10 mil seguidores en Instagram.

noticia Roberto Blum
La democracia constitucional o el populismo autoritario

¿Cómo defender nuestras democracias?



Más en esta sección

“Metaverso”, en desarrollo

otras-noticias

combatiendocorrupcion@fbi.gov

otras-noticias

Diputados afines a Sandra Torres se reúnen con constructor

otras-noticias

Publicidad