[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¡Cuidado! Peligros en redes sociales a la vista…

opinion

Hay que poner atención con todo lo que sucede en torno a las redes sociales. Facebook, Twitter y demás, se vuelven poderes supranacionales y de control.

En los últimos días estamos viendo situaciones inquietantes y peligrosas en torno a las redes sociales más poderosas del planeta: Facebook (2 mil 449 millones de usuarios); WhatsApp (1,600 millones); Instagram (1,000 millones); y Twitter (340 millones). Las tres primeras, son parte del mismo grupo (Facebook), propiedad de Mark Zuckerberg, uno de los ocho hombres más ricos del mundo.

Nadie duda que las redes sociales tienen una fuerza impresionante, como tampoco se puede poner en tela de duda lo valioso que es el que abran espacios de expresión alternativos. Hasta ese punto, todo está bien, pero los problemas surgen cuando comprobamos que, así como conceden derecho de expresión, restringen peligrosamente la libertad de expresión, a lo que hay que sumar que se vuelven dueñas de la información privada de sus usuarios, con o sin su autorización. 

Por razones de espacio, voy a ir a los hechos puntuales. Antes, quiero aclarar que considero como algo completamente irresponsable, la actitud del presidente Donald Trump de incitar a sus seguidores por las redes sociales para la insurrección que se dio el miércoles 6 de enero, cuando ocuparon violentamente el Capitolio. Dicho esto, me parece peligroso para la libertad de expresión, la censura que ha sufrido Trump de parte de Facebook y Twitter, porque es una acción basada en políticas particulares, más que en el derecho universal que garantiza esa libertad.

Veamos. El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece lo siguiente: ‘Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión’. 

Lo peor del caso, es que interpretar cuál es el ‘delito’ cometido, queda en manos de Facebook o de Twitter. Es decir, que tienen total discrecionalidad para callar a Trump –en este caso–, o a cualquiera que haga uso de las redes. Es como cuando Chávez dispuso que en Venezuela la información debe ser ‘veraz y oportuna’, pero quien califica la ‘veracidad’ y la ‘oportunidad’ es el propio Gobierno venezolano. 

El día de mañana puede ser otra persona o líder quien haga uso de su derecho de expresión, pero si las redes sociales lo consideran inoportuno, ilegal, arbitrario, o engañoso, pues simplemente lo censuran. Entiendo que parece lógico, pero existe una línea demasiado fina entre ‘lo correcto’ y el abuso, bajo pretexto de que se violó el acuerdo de aceptación… que casi nadie lee.

Hay una frase que algunos le acreditan a Voltaire, pero más allá de si fue él quien la dijo o no, es válida para valorar la dimensión de la libertad de expresión. Dice así: ‘No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte, tu derecho a decirlo’.

Aquí estamos ante un caso de limitación a un derecho. Los tribunales, el Congreso y el Senado estadounidenses, pueden juzgar y hasta castigar a Trump –lo cual sería válido y hasta necesario–, pero aquí vemos que es el poder de las redes sociales el que actúa y sanciona. ¿Si el presidente de Estados Unidos poco o nada pudo hacer para evitarlo, qué puede suceder con ciudadanos comunes y corrientes? 

Ya no tengo espacio para comentar los cambios anunciados en WhatsApp, pero basta con decir que es la forma de buscar la autorización personal para el uso de nuestra información… algo que creo, ya sucedía antes. Solo quieren nuestro permiso para hacerlo de manera formal.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Fernando Cáceres
Autorregular 2
noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia Por Jeffrey D. Sachs & Juliana Bartels
El G20 debe actuar ya mismo para vacunar al mundo


Más en esta sección

CCINOC señala retroceso en la lucha anticorrupción en la región

otras-noticias

Tres claves para redoblar la esperanza

otras-noticias

Sin Ley, ¿qué son los países, sino una banda de ladrones?

otras-noticias

Publicidad