[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Corte de Constitucionalidad: Todo o nada

opinion

El Pacto de Corruptos tiene preparada toda la artillería pesada para cooptar a la Corte de Constitucionalidad y así dar jaque mate a la poca democracia y Estado de derecho que nos queda, ¡no debemos permitirlo!

La Corte de Constitucionalidad, el más alto tribunal constitucional del país, el primer Tribunal Constitucional en América Latina, orgullo de grandes juristas, garante del orden constitucional y del Estado de derecho. A través de sus sentencias y otras resoluciones resguarda la Constitución Política de la República de Guatemala. Sin embargo, actualmente está a punto de ser cooptada totalmente por las mafias y los poderes tradicionales que tienen en un hoyo al país. 

Desde hace muchos años, las elecciones de las más altas magistraturas están sometidas al clientelismo y cleptocracia que caracterizan a distintos grupos que violentan la justicia y venden impunidad al mejor postor. Si no, ¿cómo se explica que los candidatos se mueven a través de fuertes inversiones en campañas mediáticas, haciendo rifas, regalando desayunos y otras cosas similares a cambio de votos? 

¿De dónde salen los fondos para hacer campañas y moverse por todo el país, pidiendo votos, como si fueran candidatos políticos? Sobre este tema hay mucha tela que cortar y muchos involucrados. Entre estos, hay dos que resaltan: el Colegio de Abogados y las Facultades de Derecho de las Universidades. 

Empecemos con el primero. El Colegio de Abogados, una institución que durante los últimos años ha sido cuestionada por muchas irregularidades: manejo opaco de sus fondos, deficiente servicio a sus agremiados, acciones más políticas que académicas, y, sobre todo, clientelismo; lo que la ha convertido en un indigno ejemplar de la institución que debería ser. 

En el caso de lo que hoy escribo, sobre la elección de magistrado a la Corte de Constitucionalidad, su actuar fue bochornoso. En principio, tuvo que presentarse una acción de amparo, por parte de un ejemplar grupo de abogados, porque los malogrados candidatos Moto y Gálvez incumplían con los requisitos constitucionales básicos de idoneidad y honorabilidad. Además, porque el Tribunal de Honor, en comunicado ambiguo, con un juego de palabras, señaló que el proceso continuaría a pesar de que había una resolución judicial que lo suspendía. Es inconcebible y hasta criminal que no se quiera cumplir con lo resuelto por un juzgado, ¡pero que el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados no lo quiera hacer es el colmo! 

En el caso de las Facultades de Derecho, sabemos que están totalmente mercantilizadas, alejadas de la academia, que es el quehacer que les corresponde. Algunas carecen de alumnos, buscan sedes en centros comerciales, organizan tesis grupales, venden exámenes técnico-profesionales, tienen decanos y dueños involucrados en casos de corrupción, entre otros. Por lo anterior, deben ser urgentemente fiscalizadas y depuradas. 

Hay que recordar que las últimas elecciones de Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones fueron poco transparentes, por lo que merecieron señalamientos incluso penales. El año pasado, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad presentó el Caso Comisiones Paralelas 2020, en donde evidenció que un grupo de abogados (entre jueces, comisionados y litigantes) se reunían con el omnipresente, todopoderoso y múltiples veces procesado por corrupción, Gustavo Alejos, para negociar magistraturas. Ello es apenas una muestra de lo que se vendrá en los próximos meses en la elección de magistrados y magistradas de la Corte de Constitucionalidad. 

La ciudadanía responsable y, particularmente, los y las abogadas, tenemos una responsabilidad enorme en este proceso. Quienes tenemos participación directa en dicha elección, debemos ser coherentes y probos no solo eligiendo, sino exigiendo calidad y denunciando todas las anomalías que se presenten. El Pacto de Corruptos tiene preparada toda la artillería pesada para cooptar a la Corte de Constitucionalidad y así dar jaque mate a la poca democracia y Estado de derecho que nos queda, ¡no debemos permitirlo! 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Estuardo Artiga / Suplementos
Toyota, con una prueba Off Road presentó la Hilux y Fortuner modelos 2022
noticia Cristian Vélix/elPeriódico
Exdiputado Edgar Cristiani es condenado por el caso RIC: Una caja de pagos

El exfuncionario recibió una sentencia por un proceso penal que inició hace dos años.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Acción Ciudadana presenta amparo contra resolución de Sala que favorece a Moto


Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Mineduc no cuenta con registros de evaluación de niños

otras-noticias

PNC confirma que una estudiante fue asesinada en Chiquimula

otras-noticias

Publicidad