[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Las carreras de la muerte

opinion

Lo más valioso que tenemos es la vida.

En esta nuestra querida y bella Guatemala de la Asunción, capital de la República, vemos cada día las más escalofriantes escenas de un “deporte extremo” digno de llevarlo al famoso libro del ‘“Guinness World Records”’. Este “deporte” merece estar en el mencionado libro por varias razones. La primera es el número de participantes, más de un millón que cada día sin reglamento, moderación, respeto ni ley participan. Segundo, las diferentes categorías que participan en la modalidad “todos contra todos”, sin límite de edad o velocidad

Usted, estimado lector, yo y todos los habitantes de esta ciudad vemos con estupor y enojo cómo circulan las “motos” (motocicletas); esos vehículos de dos ruedas de pequeña, mediana y gran cilindrada por las calles, avenidas, bulevares, calzadas y las mismas banquetas para peatones, tanto en uno u otro sentido. Las “motos” circulan de día y de noche con o sin luces. Sus irresponsables conductores viajan a gran velocidad, que puede llegar a doscientos kilómetros por hora o más, sin protección alguna, poniendo en peligro la vida de ellos como la de los demás transeúntes. 

Hace pocos años los motoristas circulaban por la ciudad respetando el Reglamento de Tránsito y las más mínimas reglas de urbanidad y cortesía. En algún momento las autoridades dispusieron que los tripulantes de las motos usaran casco que podía ser de metal o de otro material para proteger la cabeza de los conductores. Más adelante se dispuso que las motos debían circular con la luz encendida, dada la cantidad de accidentes que se ocasionan al no siempre poder ver la llegada de las “motos” cual mortíferos artefactos de muerte. Pasando el tiempo se reglamentó el uso de chalecos, esas prendas de vestir sin mangas que cubren el tronco hasta la cintura de colores muy llamativos, generalmente amarillos o anaranjados por las mismas razones de la luz encendida. Años después se dispuso muy acertadamente que las “motos” solo pudieran circular en cierto carril de las calles. Además se reglamentó que una “moto” podría llevar solamente a una persona.

Lo anterior se dispuso para proteger la vida de los motociclistas y los demás transeúntes. Lamentablemente hoy ninguna de esas medidas se cumple ni se hace cumplir. Usted puede salir cualquier día a cualquier hora y ver que docenas, cientos de estos vehículos corren desesperadamente por llegar al próximo semáforo, el que usualmente no respetan. Tal ‘“Carrera de la muerte”’, se institucionalizó en la ciudad cuando estúpidamente una venta de “comida rápida” anunció que si usted no recibía su pedido en treinta minutos este sería gratuito. Estúpida medida de mercadeo que contagió a todos los repartidores quienes no respetan el Reglamento de Tránsito ni norma de circulación alguna. Excepción que confirma la regla, son las respetuosas damas que manejan “moto”. Que los dioses nos libren de un percance con un motorista. 

P.S. Envío a la familia de Gustavo ‘“Tavo”’ Noyola mi más profunda condolencia por el fallecimiento del que fue un buen hijo, esposo, padre y amigo. Pido a Dios que dé resignación a su esposa Luisa y a sus hijos Luisa, Gustavo y Carla, Alejandra y Maríaolga, todos magníficas personas miembros de una gran familia. QDEP mi querido amigo ‘“Tavo”’ Noyola.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Amílcar Álvarez
Aquí la pelota es cuadrada

La historia del futbol nacional es larga y tortuosa.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Magistrado de la Sala Segunda de Mayor Riesgo visitó al privado de libertad Gustavo Alejos
noticia
La sostenibilidad: un tema prioritario para las empresas en América Latina


Más en esta sección

Estos cuatro hábitos hacen que envejezcas más rápido

otras-noticias

Organizaciones consideran injusta la condena contra Bernardo Caal

otras-noticias

Dos presuntos narcotraficantes serán entregados para su extradición

otras-noticias

Publicidad