[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Fratelli tutti

opinion

El papa Francisco dice…

Una caridad social y política. Para muchos la política hoy es una mala palabra, y no se puede ignorar que detrás de este hecho están a menudo los errores, la corrupción, la ineficiencia de algunos políticos. A esto se añaden las estrategias que buscan debilitarla, reemplazarla por la economía o dominarla con alguna ideología. Pero ¿Puede funcionar el mundo sin política? ¿Puede haber un camino eficaz hacia la fraternidad universal y la paz social sin una buena política?

La política que se necesita. Me permito volver a insistir que “la política no debe someterse a la economía y esta no debe someterse a los dictámenes y al paradigma eficientista de la tecnocracia”. Aunque haya que rechazar el mal uso del poder, la corrupción, la falta de respeto a las leyes y la ineficiencia, “no se puede justificar una economía sin política, que sería incapaz de propiciar otra lógica que rija los diversos aspectos de la crisis actual”. Al contrario, “necesitamos una política que piense con visión amplia, y que lleve adelante un replanteo integral, incorporado en un diálogo interdisciplinario los diversos aspectos de la crisis”. Pienso en “una sana política, capaz de reformar las instituciones, coordinarlas y dotarlas de mejores prácticas, que permitan superar presiones e inercias viciosas”. No se puede pedir esto a la economía, ni se puede aceptar que esta asuma el poder real del Estado. Ante tantas formas mezquinas e inmediatista de política, recuerdo que “la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo. Al poder político le cuesta mucho asumir este deber en un proyecto de nación” y más aún en un proyecto común para la humanidad presente y futura. Pensar en los que vendrán no sirve a los fines electorales, pero es lo que exige una justicia auténtica, porque, como enseñaron los obispos de Portugal, la tierra “es un préstamo que cada generación recibe y debe transmitir a la generación siguiente”.

El amor político. Reconocer a cada ser humano como un hermano o una hermana y buscar una amistad social que integre a todos no son meras utopías. Exigen la decisión y la capacidad para encontrar los caminos eficaces que las hagan realmente posibles. Cualquier empeño en esta línea se convierte en un ejercicio supremo de la caridad. Porque un individuo puede ayudar a una persona necesitada, pero cuando se une a otros para generar procesos sociales de fraternidad y de justicia para todos, entra en “el campo de la más amplia caridad, la caridad política”. Se trata de avanzar hacia un orden social y político cuya alma sea la caridad social. Una vez más convoco a rehabilitar la política, que “es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común”. Todos los compromisos que brotan de la Doctrina Social de la Iglesia “provienen de la caridad que, según la enseñanza de Jesús, es la síntesis de toda la Ley (cf. Mt 22, 36-40)”. Esta caridad política supone haber desarrollado un sentido social que supera toda mentalidad individualista. “La caridad social nos hace amar el bien común y nos lleva a buscar efectivamente el bien de todas las personas, consideradas no solo individualmente, sino también en la dimensión social que las une”. Cada uno es plenamente persona cuando pertenece a un pueblo, y al mismo tiempo no hay verdadero pueblo sin respeto al rostro de cada persona. Pueblo y persona son términos correlativos. Sin embargo, hoy se pretende reducir las personas a individuos, fácilmente dominables por poderes que miran a intereses espurios. La buena política busca caminos de construcción de comunidades en los distintos niveles de la vida social, en orden a reequilibrar y reorientar la globalización para evitar sus efectos disgregantes. Joya. En México las empresas de telefonía le pagaron al Estado US$12 mil millones de regalías por la banda 4G, aquí deben pagar mínimo US$1,200 millones y punto. Para hacerlo no se necesita ser inteligente, solo arrimarse al sentido común…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Andy Murray, eliminado

El antiguo número 1 mundial Andy Murray, lastrado por las lesiones en los últimos años y actual 121º de la ATP, fue eliminado en la primera ronda del Torneo de Montpellier, este martes por el bielorruso Egor Gerasimov (N.83), 7-6 (10/8) y 6-1.

 

noticia Estuardo Artiga / Suplementos
Camcig anuncia la Settimana della Moda
noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa


Más en esta sección

Aeronave se encuentra en Honduras para cargar las vacunas donadas por Israel

otras-noticias

El ave Akalat de cejas negras reaparece en Indonesia

otras-noticias

PNC y MP decomisan armas de fuego durante allanamiento por muerte de empresario

otras-noticias

Publicidad